Silenciando a la Crosman 2260

Autor: Miguel Ángel Bejarano “Killo”


 

  Hola amigos. A pesar de haber buscado por internet un modelo comercializado para la 2260, no encontré más que dos de los cuales no me dieron buenas referencias, por lo que me decidí a fabricarme uno propio. Bueno en verdad lo ha hecho un tornero, pero yo diseñé el croquis. A continuación les muestro unas fotos sobre el silenciador que le he colocado a la 2260 y os cuento un poco qué tal va.

Como podéis ver en las fotografías está formado por tres partes. La primera se sujeta al cañón entrando casi a presión y mediante un tornillo prisionero alojado en la parte roscada para que una vez se rosque al tubo quede oculto. El tornero me ofreció la posibilidad de roscar esta pieza al cañón, pero eso me limitaba a usar el silenciador siempre con el mismo cañón y pensé que mejor sería con prisionero para poder usar con otros calibres o en otras armas (con el mismo diámetro de cañón, por supuesto).

Silenciador Crosman 2260
Silenciador Crosman 2260

La segunda parte es un tubo totalmente hueco, y la tercera es el tapón del tubo con un orificio de salida de 7 mm. La razón de hacerlo en tres parte es para dejar la primera fija al cañón y poder desenroscar las otras dos con la intención de probar distintos diseños de bafles y elementos que absorban sonido como la fibra de vidrio (amarilla) o la lana de roca. Aunque de momento lo he probado tal cual y os puedo asegurar que el sonido se ha reducido en torno al 75% (o sea, sólo suena un 25%).

Está fabricado en acero inoxidable con la idea de no pavonarlo, ya que el breech es de aluminio y así los dos "vayan a juego". Algún día haré también un disparador en aluminio para rematar la faena. Aún no lo he pesado pero estimo que debe andar sobre los 300g; quizás con un tubo algo más fino y la primera pieza algo más corta (ésta sin duda pues me he colado en el largo de rosca) hubiera quedado mejor.

  Continuando con el relleno del interior del silenciador, he probado algo y la verdad es que estoy más que satisfecho. Lo más correcto hubiera sido instalar unos bafles con vaciado afilado, pero eso supone trabajo de tornero y me apetecía hacer algo de “andar por casa” para no tener que pedir más favores. Y como no es lo mismo callar un arma de CO2 que un PCP pues supuse que el invento sería efectivo, y lo es. Bueno, de hecho ya era bastante efectivo el propio silenciador sin relleno. Las fotos:

Silenciador Crosman 2260
Silenciador Crosman 2260

Como veis, en vez de bafles, he usado un par de arandelas para dividir el interior del tubo en tres cámaras y, para sujetarlas, malla de cuadradillo formando un cilindro con los bordes abiertos para que se mantenga más o menos concéntrico y, a su vez, conseguir hacer presión contra el tapón roscado para que todo quede bien sujeto.

  Y ya por último, el relleno para absorber el sonido es fibra de basalto. Lo he comprado en una tienda de repuestos de motos. En un principio iba a comprar fibra de vidrio amarilla, pues desconocía la de basalto, pero el chaval que me atendió me la enseñó y me dijo que era bastante más efectiva en insonorización y más resistente al deterioro. Dos euros el paño de 15x50 y se vende en bolsas individuales.

Silenciador Crosman 2260
Silenciador Crosman 2260
Silenciador Crosman 2260

El ruido "cero" no existe, pero desde luego puedo dispara sin que el tirador de al lado de un brinco del susto.

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com