Disparador de dos tiempos para la QB-78

Autor: Josep Ribas “Quintá”


 

  Esta humilde carabina china de CO2 tiene grandes virtudes y grandes defectos. Entre los defectos que más me molestan está su infernal módulo de disparo. Prácticamente sólo dispone de dos tornillos: uno (1) que limita el recorrido del primer y único tiempo, o superficie de enganche del gatillo (4) con la pieza basculante que retiene el martillo (5), y el otro (2) la cantidad de recorrido libre una vez efectuado en disparo (backlash). Además este primer recorrido es duro por el muelle (3b) bastante potente que posee y áspero por la mucha y poco pulida superficie que las dos piezas (4 y 5) recorren en contacto hasta el desenganche.

Disparador de dos tiempos para la QB-78

Así de entrada, a casi todo el mundo lo primero que se le ocurre es sustituir el muelle (3b) por uno más blando, pulir las superficies de contacto, aceitar y graduar mediante el tornillo superior (1) que la superficie de enganche sea mínima. Esto es relativamente efectivo, pero seguimos sin tener referencia clara del punto donde desengancha, incluso con mucha práctica. Lo ideal, al menos para mi gusto, es que el gatillo tenga dos tiempos bien definidos y así, tras recorrer el primero, saber que un pelín más y zas... Es importantísimo ese pelín. Es necesario que sea totalmente previsible, nítido, constante. Es básico conocerlo para soltar el tiro cuando queremos.

  De esta problemática estaba al tanto Marianillo, que a pesar que en su foro no tiene fama de “manitas” dejando a parte la madera, puedo dar fe que las soluciones mecánicas le gustan, le preocupan, le entusiasman y a menudo discutimos conceptos y posibilidades factibles (o no) de mejora en armas varias. A raíz del hilo “Discos de JonPol para FT”, en el que publiqué la posibilidad de usar un tornillo posicionador para sustituir un mecanismo complejo, Marianillo, que estaba al loro, ideó un nuevo uso para este aditamento: proporcionar la resistencia necesaria para marcar un segundo tiempo en el disparador del QB.

Disparador de dos tiempos para la QB-78   Disparador de dos tiempos para la QB-78

Tras comprender lo que pretendía, me propuse ponerlo en práctica en su QB, al que estamos reconvirtiendo en algo muy distinto del original.

  Una vez en posesión de los tornillos posicionadores, procedí a desmontar el módulo disparador y tras estudiarlo opté por hacerme un tornillo que sustituyera el original (3) que mantiene en tensión el muelle (3b). Partí de un espárrago allen que rebajé de diámetro una porción (donde irá el muelle sustituto menos potente que el original) pero la punta servirá para “parar” el disparador en su recorrido libre (backlash) tras haber soltado el disparo. Atornillando y aflojando, se puede graduar a gusto este tope.

Disparador de dos tiempos para la QB-78

A continuación practiqué un taladro de 4'25 mm sobre la rosca existente donde va el tornillo (2) y a continuación tallé una rosca de métrica 5 con cuidado, pues el material del cajón contenedor del sistema de disparo es una aleación blanducha que será pariente del aluminio, supongo. Aquí será donde enroscará el tornillo posicionador.

Disparador de dos tiempos para la QB-78   Disparador de dos tiempos para la QB-78

También hay que decir que pulí las superficies de contacto a conciencia.

Disparador de dos tiempos para la QB-78 Disparador de dos tiempos para la QB-78 Disparador de dos tiempos para la QB-78

La pieza oscilante (5) la rebajé un poco para cambiar el ángulo y hacer que sólo apoye en el disparador (4) por la misma punta y así eliminar algo de roce innecesario.

Disparador de dos tiempos para la QB-78

En las fotos se puede intuir el funcionamiento. Tras un primer tiempo más o menos largo, que graduaremos por el tornillo (1) y bastante suave, pues el muelle (3b) es menos potente que el original, un poquito antes de que desenganche topamos con el espárrago posicionador (que sustituye el tornillo 2) y la resistencia de su muelle da ese plus que nos hace notar el segundo tiempo. Graduamos el recorrido (algo, no mucho) de este segundo tiempo enroscando o desenroscando el posicionador. Tras vencer esta segunda resistencia se produce el desenganche (pieza 5) y el consiguiente disparo. La cola del disparador avanzará un poco más hasta topar con el tornillo (3) que podemos mover para aumentar o disminuir este recorrido libre, a gusto del consumidor.

Disparador de dos tiempos para la QB-78 Disparador de dos tiempos para la QB-78 Disparador de dos tiempos para la QB-78

  Tal como me ha quedado este gatillo en concreto, se dispara ejerciendo una fuerza de unos 625 gramos. El método usado para medirlo, por ser rudimentario, no considero que no sea fiable... Mediante una varilla acabada en gancho, voy poniendo pesas y pruebo el momento en que el arma, boca de fuego hacia arriba, se dispara. En este caso con 600 gramos (pesados con una balanza calibrada) no dispara si no le das una ligera sacudida y añadiendo un pesa de 40 gramos (640), se dispara siempre sin dar tiempo a apoyar totalmente. Por lo tanto y para no “marear la perdiz” doy por buenos unos 625 gramos para dar una cifra.

 


  Este artículo está rescatado de la página personal de Josep Ribas. Si queréis verlo tal cual fue publicado por su autor no tenéis más que pinchar sobre el siguiente enlace:

http://personales.ya.com/ribas/articleqb/disparador.html


© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com