Curso de Field Target

Autor: Carlos M. “Charly”

 


 

 

 

2. BREVE HISTORIA DEL FT.

 

   El Field Target o tiro de campo tiene su inicio a comienzos de la década de los 80, cuando un puñado de tiradores británicos con armas de aire comprimido trató de crear un nuevo deporte, simulando la caza con armas de aire comprimido y constituyendo una alternativa a la misma. Los blancos eran siluetas de metal de especies cinegéticas, como la paloma, ardilla, rata, etc.,  colocadas a las distancias habituales para cazar con armas de aire comprimido. Se ponía una etiqueta adhesiva circular sobre la “zona de muerte” o “Kill Zone” y si se acertaba en la etiqueta, se concedía un punto. Los competidores tiraban al blanco y luego un juez iba a puntuar los aciertos y reemplazaba la etiqueta de la zona de muerte por otra nueva.

Esto funcionaba bien cuando había sólo unos pocos tiradores. Como el deporte creció, la interrupción causada al ir a cada blanco y restablecerlo, anotando la puntuación de cada uno, limitaba a los competidores. Debido a las molestias de tener que cambiar la etiqueta para cada tirador, se concibió un blanco mecánico con un agujero circular para indicar el área de acierto del blanco; este caería cuando se golpease, y podría ser reinicializado desde la línea de tiro. Esta área era de 50 milímetros de diámetro y la distancia máxima en un recorrido típico de 20 tiros era de 36 a 40 metros. Utilizando un blanco  que puede reiniciarse desde la línea de fuego con una cuerda, se aceleró el proceso de puntuación, permitiendo a más tiradores la diversión de tirar. El hecho de que la placa de acero de 3 mm del blanco suene y caiga cuando se golpea, añade enorme satisfacción al tirador y a los espectadores.

En sus comienzos, el tipo de arma utilizada era la impulsada por muelle y, en general, de cañón basculante en calibre .22. La razón principal de esto es que el cañón de quebrar era el tipo de arma más popular en el mercado (con la excepción tal vez de la BSA AirSporter) y en el momento el calibre .22 fue el más preciso para disparar al aire libre, debido a los tipos de balín de que se disponía; balines domed como Eley Wasp se vieron favorecidos, ya que daban buen resultado en condiciones ventosas. Los únicos balines de precisión .177 disponibles tenían las cabezas planas, ya que fueron diseñados para disparar en interiores, a causa de su forma y peso ligero, resultó difícil lograr resultados coherentes en las condiciones de aire libre. También se utilizaron unas pocas de bombeo neumático, como la Sharp Innova, pero no eran populares debido al esfuerzo necesario para cargar el arma. La estimación de la distancia era hecha a ojo, y los tiradores se convirtieron en expertos en juzgar con precisión la distancia al blanco. Se usaban miras telescópicas, pero el mayor aumento era típicamente X9.  No era raro, en los primeros días de este deporte, tener un ilimitado número de disparos para el tiro principal, lo que significa que una persona podía aprenderse la distancia y condiciones de viento de los intentos anteriores y, por tanto, mejorar su puntuación. En 1984, se formó el British Field Target Council con el objetivo de promover el deporte del tiro de campo, y la formalización de las normas básicas de seguridad y comportamiento.

Los tiradores comenzaron a personalizar sus armas de aire favoritas y ¡comenzó la carrera tecnológica! Los fabricantes de armas comenzaron a reclamar que sus modificaciones eran justo lo que el tirador de FT necesitaba para obtener “uno más” en su competición. A partir de esta carrera nació una nueva raza de armas de aire; armas que disparan con gran precisión a distancias de 50 metros, y con suficiente potencia (máximo 12 fps debido a la regulación gubernamental inglesa) para derribar esas dianas metálicas.

El tiro de campo llegó rápidamente a los EE.UU. a mediados de los años 1980, apareciendo casi simultáneamente en California y Florida. Florida acogió el primer Campeonato de EE.UU. en 1987, en West Palm Beach. Esta competición fue tan bien aceptada que un pequeño grupo del núcleo duro de los tiradores con aire formó la AAFTA (American Airgun Field Target Association), y de inmediato el calendario previsto el próximo Campeonato en Indianápolis, Indiana, en junio de 1988.

El Field Target llegó a la WAC en 1997, principalmente a instancias de Tom Gaylord. Actualmente tiene unas 10 competiciones al año (aproximadamente 1 al mes entre finales de marzo hasta principios de noviembre). Las clases en la mayoría de las competiciones incluyen Hunter, Pistón, y Open (por lo general del tipo PCP, pero si alguien quiere disparar con pistón en esta clase, está permitido).

Algunos ecos lejanos van llegando a España a finales del siglo pasado, aunque los primeros pasos “competitivos” datan del año 2002, concretamente el 11 de Mayo, a las 12 de la mañana se celebra la primera tirada en el pueblo de Funes (Navarra) auspiciada por la empresa AirSport, creadora de las carabinas de bombeo “Precisa K1”, que amablemente preparo y cedió junto con los blancos para aquella ocasión. Posteriormente y  gracias a Internet, aficionados de toda España se unieron en el año 2005, iniciando su andadura simultáneamente varias asociaciones en diferentes puntos del territorio nacional, entre ellas la Asociación Zona Centro de Field Target, formada con entusiastas tiradores de Madrid y provincias cercanas que decidieron practicar y promocionar esta modalidad de tiro.

 

El Fiel Target hoy.

 

   El blanco de hoy día aún conservan la forma silueta, mientras que la zona de muerte tiene un diámetro máximo de 40 mm. Un recorrido normal de competición consta de 40 a 50 blancos establecidos al azar, entre los rangos de 8 a 50 metros. Solo se permite un tiro por blanco, concediéndose un punto, si el blanco es abatido con éxito. Alrededor de estas competiciones, sobre todo en UK, se puede encontrar diversas actividades paralelas, tales como: Tiro de largo alcance, tiro a alimañas con pequeñas zonas de muerte, pistola de velocidad y tiro rápido.

La habilidad para acertar en este tipo de disparo es juzgar con exactitud la distancia de cada blanco, tener en cuenta la desviación producida por el viento, las condiciones atmosféricas y la inclinación del plano entre tirador y blanco, factores todos ellos que pueden cambiar la trayectoria de un balín, que en el caso de las carabinas de aire tiene una velocidad lenta y es  de peso liviano en comparación con los proyectiles de las armas de fuego.

El tiro de campo es seguro, es un deporte exigente y difícil realizado al aire libre, que puede ser disfrutado por toda la familia. Se utiliza un blanco deportivo, y por tanto no se dispara a animales vivos de ningún tipo. Hoy día existe una creciente cantidad de competiciones en nuestro país, la mayoría organizadas en ligas locales, pero también campeonatos más serios a nivel nacional e incluso internacional, pero sin ser tan multitudinarias como en Inglaterra.

Como deporte de tiro, el Field Target es más tranquilo y de los más rápidos en expandirse, siendo exportado desde Inglaterra con éxito al resto de Europa, Rusia, Sudáfrica, Estados Unidos y otros países de América.  Se puede practicar durante todo el año y no existen limitaciones de edad o sexo. Se realizan muchas competiciones Open sobre todo en Gran Bretaña los fines de semana, los tiradores normalmente se clasifican en estos acontecimientos por grados de destreza, compitiendo con otros de nivel similar. Esto es una gran familia deportiva, los tiradores se divierten y hay rivalidad a menudo “bondadosa” entre clubs, eso sí, siguiendo las mejores tradiciones deportivas.

 

 

 

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com