Curso de Field Target

Autor: Carlos M. “Charly”

 


 

 

 

5. PROTOCOLO, NORMAS Y ALGÚN CONSEJO.

 

   En la mayoría de los sitios y ocasiones no existe un conjunto de normas escritas que indiquen cómo debemos de comportarnos, pero sí unas pautas no escritas que se basan en el respeto mutuo.

Durante los entrenamientos y en las competiciones se suele conversar, eso está muy bien, pero hay que ser también educado con los demás compañeros, manteniendo bajo el volumen de voz. Si alguien pide tranquilidad o silencio, por favor respeta sus necesidades. No hay ninguna regla que diga que no se puede gritar o contar chistes mientras practicas o entrenas, es bastante normal que el ambiente sea muy distendido, pero nadie hace mucho escándalo.

En competición, cuando tengas que desplazarte de una calle a otra, espera a que tus compañeros realicen todos sus disparos antes de cambiarte. La puntuación de las tarjetas se marcan con una “X” o un “0”: X indica un acierto, 0 un fallo. Tras anotar los resultados rearma todos los blancos y comprueba que estén listos para ser utilizados por la siguiente escuadra.

Típicamente las competiciones pueden durar 3 horas o incluso más. Es conveniente que lleves algo de beber, preferiblemente agua o alguna bebida isotónica, siempre es bueno estar correctamente hidratado. En España, las competiciones oscilan entre los 40 y 50 blancos por día (en EEUU, por ejemplo, una competición del DIFTA tiene normalmente 72 blancos), por lo que si pudieras disparar tan rápido como te fuese posible, sin las pausas de los turnos de tus compañeros, probablemente te llevaría casi 2 horas.

En la mayoría de las competiciones se usa un cronómetro. Normalmente el tiempo por calle es de 1 minuto para situarse en posición de disparo y 1 minuto por cada blanco. Por lo tanto, una calle con 3 blancos tendrá un tiempo límite de 4 minutos. El tiempo comienza cuando te sitúas en la calle de tiro. El límite de tiempo casi nunca es un examen para la mayoría de tiradores, si eres metódico y organizado puedes terminar fácilmente la calle con tiempo de sobra.

La mayoría de las asociaciones o clubs hacen un descuento en la cuota de inscripción a las personas que ayudan en la configuración y montaje del campo de tiro, que son las labores más pesadas. En la práctica, la mayoría de los tiradores ayudan en el desmontaje, al igual que ayudarías con los platos si eres invitado a la cena, siendo amable con tus anfitriones. (El equipo de montadores suelen competir de forma gratuita, pero dedican una gran cantidad de tiempo al diseño del campo de tiro, al mantenimiento, colocación de los blancos, etc. y realmente aprecian tu ayuda).

Los blancos están numerados consecutivamente y deberás abatirlos comenzando por el número menor al mayor. Si disparas en otro orden, aunque derribes el blanco, es considerado como un error y no puntuará.

Se permite, para múltiples blancos en una calle, estimar previamente la distancia de todos y cada uno de ellos, memorizándola o anotándola, siempre dentro del tiempo de tu turno de disparo. Intenta abatirlos siguiendo el orden correspondiente, restableciendo la altura en el visor ¡no te olvides de esto! Ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo físico, sobre todo en calles de posición forzada y te evitarás más de un disgusto si no pierdes una vuelta en la torreta.

Al encontrarse con un blanco oscuro, a menudo puedes ganar suficiente visibilidad para disparar si reduces la magnificación de tu visor. Básicamente, la luz que llega a los ojos aumentará cuando disminuyas los aumentos. Es mucho mejor ver dónde estás disparando que disparar más o menos a ciegas, por ejemplo, a 40 aumentos.

Cuando no estás disparando, tu trabajo también sigue siendo importante, además de actuar como “notario”, dando fe de los logros de tu compañero de escuadra, también puedes influir en sus resultados.

Debe existir una armonía y compenetración entre los compañeros de escuadra. Se trata de establecer un acuerdo entre los tiradores, sobre quién empieza primero, pactando el cambio de orden si uno de ellos lo necesita por cualquier motivo. Pactar el aviso del tiempo restante, como por ejemplo a los 30 y a los 10 segundos. Siempre hablando con voz suave y un tono bajo.

En una competición, un tirador con actitud competitiva se ve sometido a una presión psicológica desconocida para muchos tiradores noveles, que disfrutan simplemente participando. Este estrés, le ayudará por un lado a estar lo suficientemente concentrado, pero si es excesivo puede volverse en su contra en determinados momentos, con un agotamiento prematuro, falta de concentración, gatillazos, etc. Por otro lado, determinados factores externos pueden llegar a afectarle más de lo deseado, como por ejemplo ruidos estridentes o voces demasiado altas.

Hay que tener mucho cuidado con qué le decimos y en qué momento, para ello nos fijaremos en el disparador, pues si vemos que el compañero está a punto de realizar la descarga, únicamente podemos provocarle un gatillazo, así que por lo general, el silencio será la tónica dominante durante el turno de disparo.

Son signos de compañerismo y caballerosidad ayudar a rearmar los blancos cuando al tirador se le olvidó hacerlo, ayudarle a transportar parte del equipo si no puede, o acordarse de traerle una botella de agua cuando vayas a buscar otra para ti, por poner algunos ejemplos.

El buen tirador de FT, si es preguntado por su compañero con cuánto está corrigiendo el disparo, o bien simplemente se calla, pospone su respuesta para más adelante o le dice la verdad, pero nunca deberá dar unos datos erróneos.

En cuanto a los factores externos, al igual que el ojeador de un francotirador cubre a su compañero cuando está a punto de disparar, en una competición debes encargarte de que absolutamente nadie moleste a tu compañero de tiro, como tampoco te gustaría que a ti te molestasen y como no, en ningún momento enseñes las puntuaciones ni des dato alguno sobre ellas si no hay una autorización expresa de todos los componentes de la escuadra.

Como conclusión, haz todo lo contrario con INTENCIONALIDAD… y jamás ganarás ni el respeto de tu compañero, ni el de los demás aficionados.

 

 

 

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com