Curso de Field Target

Autor: Carlos M. “Charly”

 


 

 

 

17. “MARCANDO” LA TRAYECTORIA.

 

17.1. Seleccionando la distancia del cero.

 

   El “cero” en Field Target normalmente es en un término algo inadecuado. A diferencia de los cazadores, quienes usan un cero fijo y apuntan un poco más arriba o abajo, “compensando” el tiro para ahorrar tiempo, la mayoría de los practicantes del FT utilizan la torreta de elevación para ajustar cada disparo. Esa torreta, en los visores para Field Target tiene una escala que se puede poner a “cero” automáticamente y está graduada en minutos de ángulo (MOA) para las graduaciones mayores y fracciones de ¼ ó ⅛ MOA para las menores.

Esta torreta de calibración comienza en cero. Cero en Field Target en realidad significa lo siguiente:

La distancia y posición de la torreta de elevación tomada como referencia a partir de la cual se realizan todas las demás regulaciones. Tan simple como esto. La selección del cero es una cuestión de gusto personal, aunque la opción más práctica es colocarlo en el cénit (punto más alto) de la trayectoria, porque así todas las correcciones de elevación estarán por debajo, haciendo las cosas mucho más simples.

Por supuesto, esto no es así cuando se instala en la torreta una cinta y se marca en ella las distancias sin hacer referencias a los MOA o cantidad de clics. En este caso se puede decir que el visor estaría a “cero” para todos los rangos. Es por esta misma razón que hablar de cero cuando se utiliza este método es algo inexacto.

 

17.2. Métodos para marcar el ajuste de paralaje y la elevación.

 

   Antes de proceder a determinar las distintas calibraciones de altura en el campo, es importante que decidas el sistema de marcaje del ajuste de paralaje y de la torreta de elevación que vas a utilizar. Hay básicamente 3 maneras de hacerlo, con casi infinitas variantes de cada una.

1.      Marcar el ajuste de paralaje (A/P) y la torreta con las distancias (metros o yardas). Simplemente se lee la distancia que indica el A/P y se gira la torreta hasta colocar ese valor. Con este método no existe una distancia cero como tal (es el más usado).

marcar paralaje y torreta

No obstante, la torreta tendrá las marcas muy juntas en las distancias próximas al cénit de la trayectoria y demasiado separadas para las distancias mayores, por lo que habitualmente se suele instalar un cilindro de mayor diámetro sujeto sobre la torreta, denominado corona, que permite anotar con mayor comodidad la numeración completa. Otra opción es marcar la torreta cada varios metros, pero sería un sistema más impreciso.

2.      Marcar el A/P en distancias pero utilizar la graduación existente para la torreta y una tablilla de referencia. Como en el caso anterior el A/P se marca en metros o yardas, pero usando el cero como base de referencia, cada marca de elevación se registra como un número de MOA o cantidad de clics respecto del cero. A menos que poseas una memoria excepcional, deberás utilizar una tablilla de clics que vincule los mismos con las distancias establecidas.

marcar ajuste paralajeLees la distancia en el A/P, consultas la tablilla de clics para determinar la cantidad de clics necesarios y giras la torreta.

Este método es más incómodo que el anterior, pero tiene la ventaja de poder utilizar varios tipos distintos de balines o seleccionar entre distintas potencias (en aquellas armas en las que se puede cambiar fácilmente), simplemente consultando la tablilla correspondiente a la combinación elegida en ese momento.

3.      Marcar el A/P con números de MOA de elevación. Este sistema es una combinación de los dos anteriores. Permite eliminar el uso cotidiano de la tablilla de clics de referencia, aunque sería conveniente tenerla guardada para consultas eventuales.

Hay que medir la distancia y luego ajustar en la torreta la cantidad de clics leída en el A/P. Este método elimina el factor psicológico de disparar a gran distancia y tiene el beneficio de evitar que otros competidores detecten tus mediciones de distancia.

Las marcas en ajuste de paralaje tienen prácticamente una infinita cantidad de variantes, se pueden utilizar letras en lugar de números, o colores para rangos de a 5 metros sin escrituras de ningún tipo. Se puede utilizar otros sistemas de medición distintos a los metros, por ejemplo el sistema imperial (en yardas) o el que se prefiera. Funcionará siempre.

 

17.3. Cénit de la trayectoria y uso de una torreta de fondo.

 

   El primer paso para establecer la trayectoria de la combinación carabina/visor, es determinar el cénit, o punto más alto de la parábola de vuelo del balín. Para carabinas con una energía de 21 a 24 julios y visor con monturas de altura estándar, se encuentra entre los 22 y 28 metros.

Hay dos formas para determinar este punto máximo: De manera práctica, coloca los porta dianas a intervalos de 2 metros entre los 20 y 30 metros, puedes usar como diana una simple hoja de papel con una línea horizontal. Dispara a la diana de 24 metros, ajustando la elevación hasta que todos los impactos caigan en la línea horizontal. A continuación y sin modificar la altura, dispara a la línea negra de las demás dianas colocadas a las otras distancias. Cualquiera que sea, aquella que tenga el impacto más arriba será la que indique la distancia del cénit de la parábola. Si te dispones a instalar una torreta de fondo o una corona, éste es el momento.

De manera teórica y antes de realizar la comprobación práctica, puedes utilizar algún programa balístico para calcular previamente el cénit de la trayectoria, normalmente se indica como “distancia óptima del cero”. Si los parámetros utilizados son correctos, no debería existir una diferencia apreciable entre el dato calculado y las pruebas reales.

¿Qué es una torreta de fondo? Es una torreta hecha a medida, de mayor tamaño, que se asienta sobre el cuerpo del visor cuando la torreta de elevación está puesta en su mínima regulación, por ejemplo, al indicar el cénit de la trayectoria. En realidad sirve para 2 propósitos:

1º.- Al ser más grande que la torreta original, cualquier número que se escriba o marca que se haga podrá ser más grande y habrá mayor separación entre ellas.

2º.- Algunos visores tienen ajustes en ⅛ de MOA en lugar de ¼ de MOA. En algunos casos esto significa que la regulación entre 8 y 50 metros requiere de más de una vuelta completa de la torreta de elevación.

torreta de fondo

A la izquierda, con la torreta existente, el tirador debe confiar en su conocimiento de en qué vuelta está la torreta en cada momento.

A la derecha, la torreta de fondo toca el cuerpo del visor al indicar el cénit de la trayectoria.

En un visor que tiene disponibles 6 vueltas para corregir la elevación, es vital que la torreta esté girando en la vuelta correcta. Errar un blanco por tener la torreta descalibrada es una de las situaciones más frustrantes que pueden ocurrir en Field Target. La torreta de fondo evita esta situación, ya que al hacer tope contra el cuerpo del visor cuando apunta al cénit de la curva, no es posible seguir bajando el impacto, entonces, ante una duda, el tirador puede llevarla a ese punto y reajustar el visor de acuerdo a los valores que determinara.

 

17.4. Completando el resto de la trayectoria.

 

   Si tu carabina es un PCP, asegúrate primero de que tienes suficiente aire en el depósito. Es de suma importancia para las carabinas no reguladas, ya que si la elevación se regula fuera de los límites de presión óptima, el reglaje será deficiente. Esto se manifiesta con un cero inconsistente. Las carabinas reguladas también se ven afectadas cuando llegan al límite inferior de presión en el depósito, normalmente con una caída abrupta, tanto de la velocidad como del punto de impacto. Es aconsejable que verifiques con un cronógrafo si la carabina está dando la velocidad adecuada.

Los pasos siguientes dependen completamente del tipo de cero seleccionado. Si lo deseas, establece a “cero” la torreta de elevación, por ejemplo a 30 metros, entonces ésa es la primera distancia a la que debes disparar y calibrar. Si utilizas una torreta de fondo, deberás establecer antes el cénit de la trayectoria, de manera que puedas fijar la torreta en su posición inferior. A estas alturas ya deberías tener decidido el método de marcaje de distancias que utilizarás.

diana para el reglaje de elevacion

Deberás poder acceder a un campo con una distancia mínima de 50 metros. Sitúa las dianas de ajuste entre los 15 y los 50 metros, con una separación de 5 metros entre ellas. Las distancias menores a 15 metros las ignoraremos por el momento, ya se colocarán en una sesión posterior de ajuste. Las dianas pueden ser simples hojas de papel, con unas líneas horizontales por medio del ancho aproximado del calibre del balín del arma y es aconsejable que incluya un texto o  imagen, te servirá de referencia para el ajuste de paralaje. No se necesita una referencia vertical ya que se trata de un reglaje de elevación. (A la hora de calibrar el visor es aconsejable tratar por separado los ajustes del alza y de la deriva).

Comienza con la distancia seleccionada como “punto cero”, dispara a la línea horizontal, corrigiendo los disparos mediante la regulación de la torreta, hasta que impacten en la línea. Marca la distancia en la torreta o lleva el dial de calibración a cero de acuerdo al procedimiento que corresponda a tu visor.

Una vez que has establecido el cero a esa distancia, deberás colocar la diana 5 metros más lejos. Dispara a otra de las líneas horizontales y corrige con la torreta de elevación hasta lograr que los impactos vayan a esa altura. Marca la distancia en la torreta o cuenta la cantidad de clics o MOA que tuviste que corregir a partir del cero. Repite la operación con cada diana entre los 15 y los 50 metros de manera que al finalizar, la torreta tendrá marcadas las distancias o habrás obtenido una tabla con los clics de corrección necesarios para cada una de ellas referenciadas al “punto cero”.

Es importante que cada vez que cambies de distancia procedas a regular el A/P o la rueda de paralaje, de manera que la retícula y la diana estén perfectamente enfocadas, utiliza el texto o dibujo incluido para obtener una mayor precisión, eliminando así el error de paralaje. Es posible calibrar el A/P y marcar las distancias en el mismo momento, para la posterior comparación durante las competiciones, no obstante hay métodos mejores para ello y es preferible que centres tus esfuerzos en obtener los datos de la trayectoria con la mayor exactitud posible.

Una vez que has calibrado las distancias mayores (15-50 metros), puedes afrontar la misma tarea para las que se encuentran entre los 9 y 15 metros. Los blancos a veces se colocan a menos de 15 metros, donde la trayectoria del balín es ascendente y se precisa una fuerte corrección, así que queda a tu criterio el ajustar las distancias, por ejemplo, en incrementos de 1 metro o consideras suficiente sólo hacerlo cada 2 metros. De acuerdo a la distancia entre el visor y el cañón, la regulación a por ejemplo 9 metros puede llevar una vuelta completa o más por encima del cénit de la trayectoria. Puede parecer extraño que las distancias más cercanas necesiten un giro mayor de la torreta, pero como vimos en el capítulo dedicado a la balística, la torreta realiza la corrección de forma angular, y cuanto más cerca está el blanco, para una misma desviación en cm, mayor es el ángulo y más clics hacen falta.

Después de haber calibrado las distancias menores, revisa cada uno de los datos obtenidos, pueden haberse producido pequeñas diferencias por cómo se sostiene el arma durante la sesión, algo que les ocurre normalmente a los principiantes. También es aconsejable que midas la velocidad de la carabina al comienzo, al final y un par de veces durante la sesión, para asegurarte de que todo está correcto. Una vez que se conoce y se ha testado la trayectoria desde los 8 y hasta los 50 metros, es el momento de establecer las referencias en el ajuste de paralaje, fundamentales en la estimación de distancias.

 

Existen métodos alternativos y que requieren un menor esfuerzo para conseguir averiguar la trayectoria completa, basados en el uso de programas informáticos de cálculo balístico. Para ello debes averiguar al menos el cénit y la corrección necesaria en varios puntos entre 9 y 50 metros, incluidos éstos. El cénit se debe introducir en un programa balístico como el ChairGun, así como otros datos correspondientes a las características propias de tu carabina, visor y balín, mientras que los datos de la corrección a otras distancias te servirán como referencia para verificar si la trayectoria balística obtenida por el programa es correcta. Lo más normal es que tengas que variar algunos datos como el CB, la altura del visor o la velocidad del balín, hasta que la curva obtenida pase sobre los puntos conocidos, en ese momento obtendrás la trayectoria completa. En otros programas, como el Real World Clicks, tendrás que introducir el número de clics de corrección necesarios a diferentes distancias conocidas para calcular la trayectoria completa, obteniendo los mejores resultados si utilizas 6 puntos de referencia para las distancias cercanas y otros 6 para las distancias medias y lejanas, tratando la trayectoria como si fuesen 2 partes separadas, para luego juntarlas y obtener la parábola completa.

 

 

 

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com