Curso de Field Target

Autor: Carlos M. “Charly”

 


 

 

 

18. MÉTODOS PARA ESTIMAR LA DISTANCIA.

 

18.1. ¿Adivinar? Estimación de la distancia a ojo.

 

estimar distancia a ojo

   Cuando empezó el Field Target no existían visores con potentes magnificaciones como los de hoy en día, así la forma original de estimar la distancia era a ojo. Dado que tenemos 2 ojos en la parte delantera de nuestra cabeza, nuestro cerebro calculará la distancia por triangulación. Se requiere un montón de práctica para ser competente en este método y a menudo los tiradores salían a caminar tratando de adivinar las distancias a las que se encontraban los objetos, estableciendo el paso sólo para obtener práctica. Los cazadores aún más a menudo utilizan este método, pero las distancias son generalmente mucho más cortas que las encontradas en un trazado de Field Target.

 

Una de las mejores maneras de lograr buenos resultados con este método es aprender a reconocer una distancia corta, por ejemplo 10 metros y a continuación, utilizar múltiplos de esta distancia, reconocible mentalmente, para medir el espacio entre el puesto de tiro y el blanco.

 

Ventajas:

    • Muy rápido.
    • Puede ser utilizado con cualquier sistema.
    • No requiere equipamiento extra.

 

Desventajas:

    • No es muy preciso, puede haber errores con la distancia.
    • Subjetivo: El resultado puede estar influido por cómo se encuentre.
    • Puedes ser fácilmente “engañado” por áreas oscuras, disparando en el bosque, agujeros en la tierra, etc.
    • Es difícil de aprender para hacerlo con exactitud.

 

 

 

 

 

 

 

18.2. Estimar la distancia usando la corrección de paralaje.

 

   ¿Qué es Paralaje? Paralaje es el movimiento aparente del blanco con respecto a la retícula, cuando se mueve la cabeza hacia arriba o hacia abajo, mientras se observa por el visor. Esto sucede cuando el blanco no cae en el mismo plano que la retícula. Para eliminar el paralaje, algunos visores tienen un objetivo regulable o una torreta lateral que modifica el enfoque, tal y como vimos en el capítulo correspondiente a los visores.

El tirador regula el enfoque mientras observa por el visor el blanco y la retícula. Cuando ambos elementos se ven perfectamente claros y definidos estando el visor en su mayor potencia de magnificación, se dice que el visor está libre de paralaje. Esta es la definición de paralaje desde el punto de vista de las armas de fuego donde la mayoría de los disparos son hechos a distancias de 100 metros o más y la profundidad de campo en bastante amplia.

error de paralaje

Imagen y retícula enfocados 

visor libre de paralaje.

      Imagen enfocada y retícula borrosa →

      error de paralaje.

Retícula enfocada e imagen borrosa →

error de paralaje.

 

En el tiro con armas de aire el tema es algo diferente. Cuando se utiliza un visor con considerables aumentos a distancias relativamente cercanas (inferiores a 70 m), la imagen observada se verá borrosa (fuera de foco) a cualquier distancia distinta a la que esté enfocado en ese momento (prácticamente no hay profundidad de campo). Así, para tener una imagen nítida del blanco, deberás ajustar el enfoque para cada distancia a la que desees disparar. Este efecto secundario de la corrección del paralaje se empezó a aprovechar: Si un visor con magnificación suficiente (24X o más) se usaba para el tiro con armas de aire, la escasa profundidad de campo hacía posible calibrar el visor para calcular con bastante aproximación la distancia al blanco. Marcando los ajustes del paralaje con las distancias a las cuales se iba enfocando el visor, lo que había sido un simple dispositivo de corrección de paralaje, se convirtió para el FT en un rudimentario pero bastante preciso medidor de distancias. El sistema que fue originalmente diseñado para eliminar los errores debidos al movimiento de la retícula en relación con la imagen en el visor, en el FT se utiliza de forma inversa.

La mayoría de los tiradores no confían en las graduaciones marcadas por el fabricante en el visor. Raras veces son suficientemente exactas, las separación entre graduaciones son mayores y no corresponden al rango de distancias que necesitamos. Para resolverlo, se coloca algún tipo de cinta adhesiva sobre ellas, los blancos se ven a distancias conocidas realizando el ajuste de paralaje, entonces cada distancia puede ser marcada en la cinta para su uso como referencia por comparación, cuando los blancos estén a distancias desconocidas.

A distancias largas es más difícil determinar el paralaje. Conseguir que sea correcto a 20 metros es mucho más fácil que a 50 metros. La caída del balín en estas distancias también es mucho más acusada. Esto significa que es más difícil estimar el emplazamiento a las distancias a las que se produce la mayor diferencia.

Los tiradores de Field Target saben que aumentar la magnificación en el visor hace más crítico el paralaje, es decir, son menos cosas las que pueden considerarse estar enfocadas al mismo tiempo. Esto ha dado lugar a visores con magnificaciones cada vez mayores y mayores, en un esfuerzo por dar mayor exactitud en la estimación de la distancia, sobre todo en las distancias más largas.

Magnificaciones de x50 son habituales en el ámbito del Field Target. Como el movimiento del arma es más aparente, estas magnificaciones antes rara vez eran usadas para disparar, utilizándose principalmente para estimar la distancia al blanco y hacer las correcciones necesarias antes de apuntar. Actualmente esto es ya no es exacto y con una buena técnica, desde la posición de sentado (y a veces incluso de rodillas), la retícula no se tambalea demasiado sobre el blanco y se puede disparar con seguridad a x50 aumentos o incluso más con los nuevos visores. Para disparar de pie vale la pena bajar los aumentos a x25 con el fin de encontrar el blanco más fácil. Disparar con grandes magnificaciones tiene también una ventaja más: si buscas los blancos con pocos aumentos y por tanto con un amplio campo de visión, puedes salirte más fácilmente del NPA (point natural of aim*), en contraste con otros tiradores que nunca bajan los aumentos y apuntan con todo su cuerpo.

 

* En los términos más simples, NPA es tener una posición de tiro que es natural, es decir, la postura no interfiere con un buen disparo porque sin tensiones el arma ya apunta al blanco.

 

Ventajas:

    • Precisión.
    • No es tan subjetivo como otros métodos.
    • Funciona bien en diferentes condiciones.

Desventajas:

    • Requiere un visor de grandes aumentos con buena calidad óptica (generalmente caro).
    • Más lento de usar.

 

18.3. Encuadre.

 

   Este método de estimación de la distancia se basa en que el tamaño aparente del área de la KZ, con un tamaño constante (normalmente 40 mm), será diferente a distintas distancias.

Cuando el blanco es visto a través del visor, el tirador compara el tamaño aparente de la zona de muerte con las secciones de la retícula, para tener una indicación de la distancia del blanco. Si el blanco es visto a una distancia conocida se puede lograr un grado de calibración, así cuando los blancos son vistos en un lugar desconocido, puede ser estimada la distancia.

encuadre

40 mm es un tamaño bastante pequeño, por lo que este método no es muy preciso. Pero hay otros tamaños conocidos sobre los objetivos, por ejemplo, la base de todos los blancos Gamo es de 7 pulgadas de ancho y esto es mucho más fácil de medir con Mil-Dots. Dado que podemos usar el paralaje para la telemetría, este sistema se utiliza más bien en Hunter FT.

En algunos visores de aumentos variables, el tamaño de la cruceta sigue siendo el mismo, sin importar el grado de magnificación. Esto significa que la magnificación puede ser cambiada y el blanco encuadrado en la cruceta. Haciendo esto en blancos a distancias conocidas, el anillo de magnificación se puede calibrar, permitiendo la estimación del emplazamiento de los blancos a distancias desconocidas. (Calibrando esto a distancias y aumentos conocidos, permite aplicarse la estimación a distancias desconocidas).

Algunos visores tienen líneas extra en la retícula para facilitar esto. Estos visores suelen tener calibrado el anillo de magnificación para diferentes tipos de juegos de animales.

 

Ventajas:

    • No es tan subjetivo como la estimación a ojo y es más preciso.
    • Trabaja bien en diferentes condiciones.
    • Más rápido de usar que el enfoque (dependiendo del método).
    • Se puede usar con visores más económicos.

Desventajas:

    • Diferentes tamaños de blancos requieren diferentes ajustes.
    • No es tan preciso como el método de enfoque.

 

18.4. Efectos de la estimación exacta de la distancia en condiciones de viento.

 

   La exactitud en la apreciación de la distancia tiene un marcado efecto sobre la necesidad adicional de estimar la desviación producida en condiciones de viento.

importancia estimacion distancia con viento

Suponte que disparas a un blanco con una zona de muerte de 40 mm, hay algo de viento, la distancia ha sido bien estimada y las correcciones en altura se han hecho de forma perfecta.

En este caso, puedes asumir un error en la estimación del viento hasta el ancho total de la zona de muerte, porque el balín irá a la franja central, que es la parte más ancha de ésta.

Sin embargo, si la estimación de la distancia es incorrecta y el tiro va alto o bajo, hay mucho menos margen para el error horizontal y el viento debe ser estimado con mucha precisión para asegurar el éxito.

Debido a la naturaleza subjetiva en la estimación del viento, de la precisión posible, siempre tendrás un mayor grado de certeza en la estimación de la distancia. Por tanto, es mejor ser cuidadoso y valorar la distancia al blanco con la mayor precisión posible, para minimizar el efecto de la imprecisión en la evaluación del viento.

En este caso existe otro factor de precisión añadido y es cómo realizas la corrección en altura para compensar la estimación de la distancia al realizar el disparo.

La diferencia de precisión entre compensar con mil-dots en vez de la corrección con clics te puede suponer errar el blanco. Si disparas utilizando el método de compensación aplicando, por ejemplo, un mil-dot y medio, debido a la dificultad que nuestro cerebro tiene para fijar un punto imaginario como es el “medio”, se produce de forma habitual un error en altura equivalente a una mala estimación de distancia. (Parte A del siguiente dibujo)

Supón que disparas apuntando con el centro de cruz a un blanco situado a 50 metros y tu capacidad te permite realizar unas agrupaciones CTC de 1,5 cm sobre la zona de muerte de 40 mm apuntando con el centro de la cruceta, pero con el método de compensación se producirá una ampliación en el diámetro de la agrupación que bien se pudiera convertir en 2,5 cm a esa misma distancia. De momento no pasa nada, todos los tiros impactan en la KZ, 100 % de blancos derribados.

Debido al efecto del viento, esta mayor dispersión te complica mucho más acertar el tiro, porque en gran cantidad de ocasiones hay que apuntar fuera de la zona de muerte, lo que te llevará a tener que utilizar una zona en la retícula en la que en no hay referencias, ni verticales ni horizontales e intentar mantener un “punto inexistente” alineado con el centro del KZ es realmente difícil. Si seguimos disparando con clic, mantenemos la línea horizontal de la retícula como referencia, evitando el error en altura, las agrupaciones serán más cerradas, dispondremos de la zona más ancha de la zona de muerte para la estimación de la deriva y poder acertar. Es decir, suponte que calculas la distancia de forma correcta y además apuntas con el centro de la cruz. Sientes el viento a 90 grados según la trayectoria del disparo, y esa intensidad la estimas entre 2 y 4 kilómetros por hora. Tienes un KZ de 40 mm a 50 metros, un JSB Exact del 4,52 y a unos 16 julios de potencia será “movido” por el viento unos dos centímetros en el primer caso y unos cuatro centímetros en el segundo, por lo que si apuntas simplemente medio centímetro fuera del KZ, te aseguraras que el balín va a entrar por el agujero independientemente de si son 2, 3 o 4 Km/h… ¡Qué bueno!

¿Qué ocurre si simplemente tenemos un error de ¼ de mil-dot a esa distancia con por ejemplo 30 aumentos? El impacto del balín dará aproximadamente 1 centímetro más arriba del eje horizontal de la KZ. El margen de error en la corrección de la deriva se nos habrá reducido de 4 a menos de 2,5 cm. y si el error es todavía mayor, supongamos 1,5 cm más arriba, el margen de error en la estimación del viento ya se nos queda en 1 cm.

Si cuando disparas hay viento y utilizas la línea horizontal de la retícula como referencia, las agrupaciones tienen un margen en deriva de hasta 4 cm, pero con el sistema mil-dot vemos que existe un error adicional al compensar la altura, incluso si el tamaño de las agrupaciones fuese similar, la reducción del ancho efectivo en la zona de muerte ya nos estaría penalizando, si además consideramos que con el sistema mil-dot la agrupación es realmente peor, habría muchos más impactos fuera de la KZ.

 

18.5. Calibrar el A/P como medidor de distancias.

 

   Esta es la parte más dura de todo el proceso de calibración. Se puede llegar a la fatiga y la frustración, a lo largo de una extensa sesión y junto al cansancio de la vista, puede hacer que la misma haya sido una total pérdida de tiempo y esfuerzo. A lo largo de una competición de Field Target todo lo que se haga como parte del proceso de disparo será una pérdida de tiempo, si no se ha estimado correctamente la distancia al blanco, así es que da buenos resultados tomarse todo el tiempo en el momento de la calibración del A/P.

Necesitarás un campo, al menos, de 50 metros, una cinta métrica, y blancos. Es especialmente importante utilizar el tipo de blanco adecuado para la estimación de distancias. Los blancos comunes de Field Target del tipo caído al acertar son los más apropiados, ya que son las referencias que se tendrán durante la competición. Consíguete 2 blancos, y pinta uno de negro con la zona de muerte en blanco y el otro de blanco con la zona de muerte en negro. Colócalos a una distancia segura y haz 10 disparos a cada uno, para lograr que la pintura contraste con el color gris del propio metal.

Es necesario pegar una cinta autoadhesiva alrededor de la circunferencia del A/P para tener una superficie en la cual marcar los números. Un marcador permanente de punta fina es lo ideal para escribir en la cinta. Llegado este momento, ya deberías haber decidido qué método de marcación vas a utilizar (ver el capítulo 16). Ya tendrás tiempo si quieres, una vez completado todo el proceso, para pasar los resultados a un medio más duradero o estéticamente más presentable y pegarlo directamente sobre la banda de aluminio de la rueda, por ejemplo, cintas hechas con máquinas tipo “letraset” o sacadas por la impresora y plastificadas.

Desafortunadamente es un hecho que a medida que se aumenta la distancia, las marcas en la rueda se van aproximando unas a otras, casi confundiéndose con la marca de infinito. Como promedio, en una rueda de 10 cm de diámetro, las marcas de 15 y 20 metros están a más de 25 mm una de la otra. Entre 45 y 50 metros esta distancia cae a 5 mm. En consecuencia, las distancias mayores son más difíciles de resolver con precisión; 20 metros es un buen punto de inicio. Está por encima del límite inferior de enfoque del visor pero no lo suficiente como para representar una dificultad.

Con el visor montado sobre la carabina, coloca ambos blancos exactamente a 20 metros de la punta del cañón. Es importante que utilices siempre este punto de referencia para todas las mediciones, de otra manera las mediciones pueden resultar incorrectas.

 

Ejecuta el siguiente procedimiento:

1. Enfoca tu ojo primeramente sobre la retícula del visor. Gira el A/P hasta que el blanco de color negro esté aproximadamente enfocado.

2. Repite el punto 1 pero tratando de girar la rueda hasta que la imagen del blanco esté perfectamente enfocada.

3. Revisa el ajuste del ocular, puede que consigas algo más de nitidez, pero recuerda que tanto la retícula como la imagen deben estar perfectamente enfocadas. Tómate el tiempo que sea necesario, una vez llegado al estado óptimo no deberás volver a tocarlo, si lo haces, lo más normal es que te cambien todas las referencias que hubieses tomado con anterioridad.

4. Con un lápiz haz una marca diminuta en el A/P, en el lugar que indica el punto de referencia del mismo.

5. Repite los pasos 2 y 4. Comprueba que las marcas hechas con el lápiz caigan siempre en el mismo lugar. Una vez que consigas esto puedes marcar de manera permanente el punto para esa distancia. Si no consigues llegar a tener siempre el mismo punto por la dificultad de mover la rueda con tanta precisión, después de sucesivas pruebas haz un promedio entre los puntos extremos y marca este resultado de forma permanente.

6. Repite estos pasos con el otro blanco. La marca final debería caer en el mismo lugar, pero se puede dar una pequeña desviación por la apreciación del contraste de colores.

 

Anota las diferencias entre el blanco de color negro y el de color blanco. Como te dije anteriormente, es importante no intentarlo demasiado. Al concentrarte en el blanco, tus propios ojos tratarán de compensar el error de paralaje y enfocarán correctamente al blanco mientras que la retícula se ve desenfocada (figura 1). No se nota este fenómeno hasta que se deja de mirar el blanco, en este punto se aprecia que la retícula se ve claramente y el blanco de repente se ve borroso (figura 2). Este es el motivo por el cual debes enfocar tu ojo principalmente en la retícula y hacer vistas breves a la imagen del blanco o sino utilizar la visión periférica, para mirar el blanco mientras mantienes el enfoque principal en la retícula. De esta manera el blanco se “aclarará” mientras la retícula sigue enfocada (figura 3).

Una vez que completes el proceso para los 20 metros, apunta 5 metros más lejos. Repite el proceso para cada distancia, tomadas de 5 en 5 metros. Es aconsejable hacer de vez en cuando, una revisión de alguna distancia anterior; si nada cambió en la regulación puedes seguir adelante, en caso contrario es aconsejable hacer un descanso, porque se puede deber a la fatiga corporal y visual.

Una vez que has completado la tarea para el rango entre los 20 y 50 metros, deberás calibrar el paralaje a las distancias menores con la precisión que desees. Por lo general una marca para los 15 metros seguida de otra para los 14 metros y bajando de metro en metro serán suficientes. Cuando te acerques al límite inferior del enfoque del visor, mide exactamente esa distancia con una cinta métrica. Para establecer esa distancia puedes acercar el blanco unos 10 a 15 cm cada vez hasta que ya no sea posible enfocarlo. Cualquiera que sea esa distancia, deberás marcarla en la rueda. Al finalizar tendrás un visor capaz de determinar la distancia a los blancos ubicados entre los dos extremos del rango establecido.

Como prueba final, puedes pedirle a un compañero que sitúe en el campo una serie de blancos a distintas distancias conocidas sólo por él. Luego, usando los puntos de referencia obtenidos por el método de calibración, averigua la distancia a cada uno de ellos, verificando posteriormente si las medidas obtenidas son correctas. Esta prueba emula las condiciones propias de una competición, donde no hay otra manera de saber las distancias a los blancos, que no sea utilizando el visor. Hay un dicho en Field Target: Confía en tu visor.

 

 

 

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com