25. LOS PLANOS INCLINADOS.

 

   La máxima del cazador es “Si disparas para arriba o para abajo, siempre dispara bajo”.

Si bien es cierto que ya muchos tiradores saben que disparando a más de “X” metros, dependiendo de qué inclinación tenga el ángulo de tiro, el balín o proyectil siempre irá más alto que disparando en un plano horizontal, pocos saben cuánto corregir exactamente.

 

25.1 Ángulo de situación y factor de compensación.

 

   El factor de compensación en función del ángulo tiene una explicación matemática, gráfica, teórica y formulada, demasiado extensa y complicada para la mayoría de los tiradores. Una manera más sencilla de comprenderla es viendo la forma de corregir esta situación para que nuestro disparo vaya justo al lugar que deseamos.

En base a este gráfico, la puesta a cero de tu carabina está para alcanzar la base de la línea discontinua, tanto si tu gráfico sube como si baja.

ángulo de tiro

“Normalmente” la puesta a cero se debería realizar en el plano horizontal sin ningún tipo de inclinación, con un ángulo de 0º.

La realidad es otra, él único ángulo de 0º es el que puede tener tomando la cruceta respecto al blanco, ya que el cañón apunta un poco elevado para hacer subir el proyectil y que al bajar coincida en la intersección con la línea óptica observada por el visor al blanco. Por otra parte, también se da el caso de colocar el arma en un banco de tiro sobre una mesa o en posición de FT y las dianas de centrado casi en el suelo.

En el gráfico anterior “la línea de visión” viene definida por la base de la línea discontinua. Esta es siempre de la misma longitud, y vertical. Donde pone línea de visión lee “línea óptica” (trayectoria teórica del proyectil si no se viese frenado o la prolongación teórica del cañón), y la base de la línea discontinua como “línea de visión”, el blanco-objetivo será el cateto menor del fondo de ese triángulo rectángulo.

En el tiro horizontal la línea coincidía con el objetivo, y con el impacto en la base de ambas líneas. Pero ahora hay una diferencia, la base de la línea discontinua señala el impacto un poco más arriba de la línea continua final.

Si imprimes el dibujo y con una regla trazas una línea que saliendo del vértice izquierdo pasa por la base de la línea discontinua, verás que el impacto en el objetivo (el lado corto final del triángulo) es cada vez más alto. Poco más o menos esa es la idea, pero recuerda que es un gráfico de demostración práctica, nada más.

Imagina todo el conjunto como el perímetro de un triángulo y la línea discontinua como un hilo con un plomillo, el hilo tiene siempre la misma longitud, según eleves el objetivo o lo bajes, verás gráficamente lo que intento explicar. 

ángulo de tiro

Resumiendo y para que sea fácilmente comprensible: El punto de impacto es equivalente al que se produciría si subiésemos o bajásemos el blanco hasta colocarlo a la misma altura del tirador, por lo que la distancia recorrida por el balín entre ambos puntos se puede calcular de dos maneras, por tratarse geométricamente de un triángulo rectángulo.

    • Por el teorema de Pitágoras, donde: Distancia horizontal =√ (h2 / Diferencia de altura2)
    • Por trigonometría es más fácil y rápido, ya que: Distancia horizontal = h * cos α. (“cos α” es el factor de compensación) Pero en ningún caso se explica el por qué en trayectorias ascendentes o descendentes debo apuntar bajo o restar cliks. La demostración teórico-matemática requiere unos conocimientos digamos de nivel medio-alto, que creo que no vienen al caso en esta cuestión.

 

Lo más práctico es utilizar otra tabla, con dos entradas, en la primera columna tenemos el ángulo descrito y en la segunda, el factor de compensación por el que tenemos que multiplicar la distancia real al blanco o el porcentaje que tenemos que restar a la distancia medida.

 

Ángulo de situación:

Factor de corrección:

      

Ángulo

Coseno

Compensación

0,99

 

0,990

-1%

10º

0,98

 

11º

0,982

-2%

15º

0,96

 

14º

0,970

-3%

20º

0,94

 

16º

0,961

-4%

25º

0,91

 

18º

0,951

-5%

30º

0,87

 

20º

0,940

-6%

35º

0,82

 

21º

0,934

-7%

40º

0,77

 

23º

0,921

-8%

45º

0,70

 

24º

0,914

-9%

50º

0,64

 

26º

0,899

-10%

55º

0,57

 

27º

0,891

-11%

60º

0,50

 

28º

0,883

-12%

65º

0,42

 

30º

0,866

-13%

70º

0,34

 

31º

0,857

-14%

75º

0,26

 

32º

0,848

-15%

80º

0,17

 

33º

0,839

-16%

85º

0,09

 

34º

0,829

-17%

90º

0,00

 

35º

0,819

-18%

 

 

 

36º

0,809

-19%

 

 

 

37º

0,799

-20%

 

 

 

38º

0,788

-21%

 

 

 

39º

0,777

-22%

 

 

 

40º

0,766

-23%

 

 

 

41º

0,755

-24%

 

 

 

42º

0,743

-25%

 

 

 

43º

0,731

-26%

 

 

 

44º

0,719

-28%

 

 

 

45º

0,707

-29%

 

Existen dos formas diferentes de aplicar la corrección, el procedimiento antiguo, que es conocido como regla del fusilero, consiste en aplicar dicha corrección en distancia, mientras que un método más moderno lo hace sobre la corrección angular.

 

Para verlo más claro pondré un ejemplo: Distancia del blanco = 50 m. Ángulo 35º.

 

Método 1 => 50 * cos 35º (0,82) = 41 m. => 50 – 18% (-9 metros) = 41 m.

 

Método 2 => A 50m le corresponde una corrección de 4,6 MOA; 4,6 * cos 35º (0,82) = 3,8 MOA

 

El resultado nos da la distancia equivalente que debemos seleccionar o los clics de la torreta para hacer la corrección de altura en el visor antes de efectuar el disparo. 

coeficiente de compensación

Bueno, pues tras tanta explicación, aclaremos algunos puntos a tener muy en cuenta:

    1. Matemáticamente está basado en un sistema cerrado e ideal donde la trayectoria del proyectil no tiene resistencia aerodinámica, por lo que el resultado del cálculo es solo una aproximación, no un valor real.
    2. No se contempla la separación entre la línea óptica del visor y el eje del cañón, por lo que cuanto más grande sea, mayor será el error final.
    3. En ángulos por debajo de  26°, distancias próximas a los 50 metros y una separación normal entre el visor y el cañón, esta regla puede darnos una orientación, pero debido al bajísimo coeficiente balístico de los balines para aire comprimido, a distancias menores o ángulos mayores el resultado aplicando el factor de corrección se queda corto, alejándose notablemente de la realidad.
    4. A distancias cercanas y medias, hasta el cénit de la trayectoria, incluso un poco después, no se puede aplicar el factor de compensación.

Como resultado de todo esto, se puede decir sin la más mínima duda, que lo que les funciona a tiradores de fuego en todo el mundo, no es extrapolable al tiro con aire comprimido. La única solución eficaz es llevar una chuletilla con las correcciones, una tabla balística elaborada para distintas distancias y ángulos de inclinación.

 

25.2 Las tablas balísticas.

 

   Los programas de balística pueden calcular matemáticamente la caída en función del ángulo de situación y de la distancia. Antes raramente nos indicaban cuantos clics o dots teníamos que corregir, lo más normal es que nos facilitasen una tabla con la diferencia en centímetros según el ángulo y la distancia. Por ejemplo, para los JSB 4,5 Exact a 16 julios obtendríamos la siguiente tabla:

tabla balística

Un ejemplo: A 50 metros, el balín daría aproximadamente 9,8 cm más abajo del “0” ajustado a 23 metros, pero si disparamos hacia arriba o hacia abajo (da igual), con un ángulo de 30 grados, el impacto daría 6,3 cm más abajo del POI, es decir que si no corregimos este hecho, 9,8 menos 6,3 serían 3, 5 centímetros que nos daría el impacto más arriba. En un blanco a tan sólo 14 metros, pero con un KZ de 15 mm, y 45 grados, el impacto daría 0,5 cm más arriba, entraría rozando el borde superior.

Aunque la tabla queda muy bonita, realmente resulta muy poco práctica a la hora de enfrentarnos a un blanco en competición, salvo que utilices el método de “compensación” de la trayectoria.

Afortunadamente las versiones de software para el cálculo balístico cada vez son más completas y eficaces, ahora podemos obtener de manera sencilla, para el método de “marcación”, las correcciones necesarias con distintos ángulos realizando una simple resta entre los datos la trayectoria sin inclinación frente a otra inclinada.

El montaje de este tipo de blancos suele ser difícil para conseguir que tengan un funcionamiento fiable, requieren ser colocados a nivel longitudinalmente con precisión y/o ajustado el ángulo de la barra de la zona de muerte, para que puedan ser rearmados de forma correcta. Sin embargo cada vez es más frecuente encontrarlos en recorridos de competición.

posiciones de tiro

(Disparar de arriba hacia abajo no suele comprometer excesivamente la posición de tiro. Por el contrario, los blancos puestos para ser disparados de abajo hacia arriba  pueden colocarnos en un serio aprieto). 

 

Hay un hándicap que se suma a los blancos puestos hacia arriba, y es la postura. Son mucho más complicados de dominar los blancos elevados, porque la espalda ha de inclinarse mucho hacia atrás, haciendo que se produzcan pérdidas de equilibrio.

 

 

 

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com