Curso de Field Target

Autor: Carlos M. “Charly”

 


 

 

 

ANEXO D: ANSIEDAD Y RENDIMIENTO DEPORTIVO.

 

   El alto rendimiento en el deporte ha estado siempre directamente relacionado con los aspectos psicológicos. Los psicólogos que trabajan en la mejora del rendimiento deportivo desde hace varias décadas, han tratado de estudiar de qué forma influían las características psicológicas de los deportistas en sus resultados. Gran parte de los fracasos se achacaron a problemas debidos al manejo de la ansiedad y otros fueron enunciados incluso como “fobia al éxito”. Con posterioridad, otros autores han estudiado más intensamente la ansiedad y cómo ésta influye sobre el rendimiento deportivo. A lo largo de esta revisión se definen conceptos generales y otros más específicos (zona de función óptima, percepción del esfuerzo realizado, instrumentos de medición de ansiedad competitiva, etc.) que han suscitado numerosas investigaciones y publicaciones durante los últimos años.

La ansiedad es considerada como un factor o rasgo permanente de la personalidad. Este es el grado de ansiedad que presenta generalmente un individuo en la mayoría de las situaciones. Es la disposición latente a comportarse de manera más o menos ansiosa bajo situaciones de estrés.

La ansiedad también es considerada como un estado temporal, aquélla evocada por circunstancias especiales, y se refiere a los sentimientos subjetivos de tensión que un individuo experimenta en determinadas circunstancias percibidas como amenazadoras, sin relación con el verdadero peligro presente.

Algunas de las manifestaciones somáticas de la ansiedad más inmediatas son: palpitaciones, tensión muscular, sensación de fatiga, irritabilidad, boca seca, sensación de frío, agarrotamiento de manos y pies, peso en el estómago, ganas de orinar, distorsión visual, temblores, náuseas, vómitos, meteorismo, aumento de la tensión arterial, aceleración del ritmo cardíaco y respiratorio. Algunos de los indicios cognoscitivos son: confusión, olvido de detalles, incapacidad para concentrarse y para tomar decisiones.

Se presentan interacciones entre el factor riesgo (permanente) de la personalidad y la aparición del factor estado (situacional y temporal); un alto nivel de ansiedad-rasgo predispone generalmente a los individuos a tener niveles elevados de ansiedad-estado en situaciones percibidas como estresantes y amenazadoras para su prestigio y su autoestima.

Por tanto, en el deporte de competición, la persona con una ansiedad-rasgo elevada es generalmente más propensa a experimentar sentimientos de ansiedad-estado más elevada que la persona con nivel bajo de ansiedad-rasgo. Esta situación depende de cómo un individuo interpreta las circunstancias competitivas particulares. Su interpretación se verá influida por diversos factores tales como las experiencias anteriores, la capacidad y el entrenamiento en el manejo del estrés.

En las bases de la valoración de ansiedad precompetitiva y rendimiento deportivo se encontró que cada atleta rinde mejor cuando su ansiedad precompetitiva está dentro de un rango estrecho. Además este rango o zona de óptimos resultados puede ser bajo, moderado o alto, dependiendo de cada atleta en particular. Cuando la ansiedad precompetitiva se sitúa fuera de este rango, el rendimiento se deteriora.

 

CONCEPTOS.

 

ANSIEDAD-ESTADO:

    • Se refiere a un estado emocional actual e inmediato caracterizado por aprehensión y tensión, acompañado o asociado con activación o “arousal” del Sistema Nervioso Autónomo.

 

ANSIEDAD-RASGO:

    • Se refiere a la predisposición a percibir ciertas situaciones como amenazantes y responder a estas situaciones con niveles variables de ansiedad-estado. La ansiedad-rasgo es un motivo o predisposición conductual adquirida, que predispone a un individuo a percibir un amplio rango de circunstancias objetivamente no peligrosas como amenazantes, y responder a ellas, con una ansiedad-estado desproporcionada en intensidad o magnitud, al peligro objetivo. Personas con alta ansiedad-rasgo perciben mayor número de situaciones como amenazantes o responden a situaciones amenazantes con niveles más elevados de ansiedad-estado.

 

AROUSAL:

    • Describe un estado del organismo que varía sobre un continuum desde el reposo a la excitación.

 

AMENAZA:

    • Hace referencia a la percepción de un peligro físico o psíquico. Es la percepción de desequilibrio entre demanda ambiental y capacidad de respuesta.

 

ESTRÉS:

    • Se produce cuando hay un desequilibrio entre la demanda percibida y la capacidad de respuesta percibida. Además, las consecuencias deben ser percibidas como importantes; se responde con niveles incrementados de ansiedad-estado y debe ser anticipado que el fracaso tendrá consecuencias adversas. Según McGrath, en el proceso del estrés no es necesario que la demanda objetiva exceda la capacidad de respuesta; basta con que exista un desequilibrio. Normalmente se piensa en términos de una sobrecarga: demandas hechas sobre un individuo que no está seguro de poder responder adecuadamente.

 

El estrés puede ocurrir, sin embargo, cuando el ambiente objetivo nos demanda bastante, cuando hay una sobrecarga. Ha sido mostrado que pueden aparecer efectos del estrés ante una deprivación sensorial, aislamiento social o disminución de estímulos.

 

El estrés es difícil de definir. Esto se debe a que los individuos tienen reacciones muy distintas ante situaciones particulares. Las reacciones varían debido a las diferencias en el temperamento, la capacidad, la experiencia de situaciones similares y la motivación; por tanto es más útil hablar en términos de estrés percibido. Esto es, la manera cómo una persona interpreta una situación en particular que determina el grado de estrés.

 

ANSIEDAD PRECOMPETITIVA.

 

   La ansiedad precompetitiva es un estado de “arousal”, displacentero y negativo, que ocurre durante las 24 horas anteriores a una competición. La preocupación que está asociada con la ansiedad precompetitiva no se experimenta únicamente con el corazón, sino con el cuerpo entero. Los deportistas sienten tensión muscular, “mariposas” en el estómago, deseos de orinar y boca seca, que sugieren que están fuera de control. Sus pensamientos llegan a focalizarse en ellos mismos, auto relacionarse y son negativos. La mayoría de los deportistas tendrán una combinación de estas respuestas durante el período precompetitivo. Sin embargo, el grado con el cual influyen en el rendimiento depende fundamentalmente de la interacción entre la unicidad y la situación competitiva.

La ansiedad precompetitiva resulta de un desequilibrio entre las capacidades percibidas y las demandas del ambiente deportivo. Cuando las demandas percibidas están equilibradas con las capacidades percibidas, se experimenta un estado óptimo de arousal (alerta/vigilancia). La ansiedad precompetitiva resulta cuando la destreza y la habilidad del deportista no son percibidas como equivalentes a las del contrincante.

 

La investigación realizada por WALTER KROLL ha demostrado que al menos cinco factores intervienen en la ansiedad precompetitiva:

    • SINTOMAS FISICOS: Molestias digestivas, temblores...
    • SENTIMIENTOS DE INCAPACIDAD: Sensación de no estar preparado, de que algo está mal.
    • MIEDO AL FRACASO: A ser vencido, a retrasarse, a no cumplir con las expectativas.
    • AUSENCIA DE CONTROL: Sentirse gafe, mala suerte.
    • CULPABILIDAD: Dañar al oponente, jugar sucio, hacer trampas...

 

Comentaremos ahora los dos mecanismos por los que la ansiedad precompetitiva puede afectar al rendimiento:

    1. En algunos deportes donde la calma es "vital", como en el golf, tiro, tiro con arco, la ansiedad precompetitiva puede interferir significativamente con la habilidad para permanecer en calma. Un alto estado de alerta física puede también interferir con deportes donde se requiera una focalización de la fuerza, ya que se requiere que unos músculos estén tensos y otros relajados, para que el rendimiento sea máximo como sucede en los lanzamientos de jabalina, peso, martillo o disco.
    2. La ansiedad precompetitiva puede también interferir en la capacidad de pensar. Cuando un individuo está ansioso, los pensamientos tienden a focalizarse sobre uno mismo. Esto puede impedir que acciones que normalmente se desarrollan de forma automática, requieran ser pensadas para ejecutarlas, lo que repercutirá en la capacidad para tomar decisiones. Además, estos pensamientos pueden ser negativos y determinar una preocupación que interferirá en el rendimiento.

 

Analiza tu estado y si detectas cualquiera de los factores descritos, vuelve al capítulo anterior, practica y aprende a relajarte.  La relajación es un factor fundamental en la ecuación del éxito. 

 

 

 

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com