Silenciador/deflector para la Walther LG300

Autor: Emilio Palomares “Snowball”


 

  Aunque no es tarea fácil, pude quitar la funda del cañón sin estropearlo ni marcarlo lo mas mínimo. Una vez monté el cañón es su sitio pude observar que hasta la punta del depósito quedaba mucho espacio, más que de sobra para un buen deflector, así que me puse manos a la obra.

walther LG300

Por supuesto, y ya que se disponía del espacio, no lo iba a dejar vacío... Algo había que poner, y se me ocurrió esto.

Walther LG300
Bocacha Walther LG300   Bocacha Walther LG300

Irónicamente volví a enfundar el cañón de nuevo, pero en esta ocasión con fibra de carbono en vez de aluminio y sin sujetar la funda en el ocho, de modo que el cañón queda libre pero protegido. Las piezas van fijadas al tubo de fibra de carbono con adhesivo. El cañón está completamente flotante, el armazón no toca el cañón así como tampoco el ocho.

Walther LG300
Bocacha Walther LG300   Bocacha Walther LG300

Las fotos del deflector no son las definitivas pues al final, en la punta, hice al agujero un rebaje/chaflán de 45º bastante profundo para hacer el tránsito más corto. Queda probarlo a fondo... Las únicas pruebas que pude hacer fueron a 10 metros. No modifica el punto de impacto en ninguna posición (girándolo) y las agrupaciones son muy similares, si no idénticas, a disparar sin él, pero, obviamente, a esta distancia los resultados no son concluyentes. No pesa nada, de nada, de nada... El sonido lo atenúa muy levemente así que como silenciador deja que desear, pero algo hace; obviamente no esperaba conseguir lo mismo que con un moderador de Weihrauch.

walther LG300

La pieza tiene su dificultad y no sólo por el fresado de las cámaras, que eso es lo mas fácil, sino por las tolerancias de diámetro (interno para el cañón y exterior para la funda) y concentricidad (de los agujeros por donde pasa el balín) que hay que darle para que quede todo totalmente centrado. En este aparatado quedé especialmente contento.

  El sistema que se usa en este deflector atiende básicamente al mismo principio que el de un silenciador pero sin silenciar. Se intenta conseguir un efecto similar a los que proporcionan los muzzle break (frenos en boca) pero utilizando cámaras cerradas en vez de abiertas. Con esto se consigue que el aire focalizado no influya en el movimiento y no genere momento, y el que finalmente consigue salir sólo tiene como una componente horizontal (colimador).

  El tema bocachas, deflectores, muzzle break y un largo etcétera es un tema que me gusta y que investigo desde hace tiempo. El objetivo es eliminar el movimiento de un PCP en el disparo y a su vez mejorar la precisión o, por lo menos, no empeorarla. Hace no mucho, y tras mi visita a la NEFTA, me puse de nuevo con ello. Tras una larga discusión con grandes tiradores y conocedores del tema se me sugirió que probara sistemas similares a los de un silenciador: cámaras cerradas en vez de abiertas. Sin el deflector, el aire a presión que sale detrás de balín puede generar movimientos en la carabina: una reelevación en el disparo. El deflector utiliza/desvía este mismo gas para evitar este movimiento.

NOTA: Hablaremos siempre en términos de movimiento, no de ruido, ni de precisión. Siempre se trata las carabinas PCP.

  La mayoría de los deflectores mueven o derivan el aire a presión propelente del balín, y sabemos que la fuerza que genera éste, tras su paso por el deflector, es la responsable de reducir movimientos mayores de la carabina además de, por supuesto, desviar el flujo de aire posterior al balín y evitar el adelantamiento de éste. También puede observarse éste efecto en los silenciadores porque el fundamento es el mismo o casi. En realidad el silenciador (no hablando en términos de sonido) es una cámara de expansión de gases cerrada que hace que a su salida el aire tenga menos presión.

  Cuando disparamos sin silenciador el aire tiende a expandirse en todas las direcciones, luego el silenciador actúa a su vez de colimador pues el aire resultante a la salida se mueve mayoritariamente en la misma dirección del balín. Hay dos movimientos que se pueden diferenciar: uno hacia atrás, debido a la acción del martillo, y otro hacia arriba debido a la presión del aire. El debido al martillo es difícil de eliminar salvo que se sustituya el muelle. Así pues el mayor efecto se realizará sobre el segundo, el debido a la presión. La apreciación del movimiento variará mucho respecto si disparamos en posición de bench-rest o de field target.

  En cuanto a precisión, el fin del mecanismo es restar cantidad de aire y actúa por tanto como colimador. Cuanto menos aire en la cola menor será la interferencia con el proyectil, o por lo menos esa es la teoría (el aire que va a salir es el mismo pero a menor presión).

  Os pongo unas fotos del primer prototipo que llevaba en el cañón de una Weihrauch. Decir que Pepone le ha hecho unas pruebas comparativas muy exhaustivas, a éste y a otro stripper, y los resultados han sido buenos.

Silenciador Weihrauch HW-100
Silenciador Weihrauch HW-100   Silenciador Weihrauch HW-100

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com