Cañones Lothar-Walther

Autor: Nicolás “Xaloc”


 

  Ahora que tenemos la oportunidad de hacernos con cañones de la prestigiosa firma Lothar-Walther, podemos aumentar nuestras expectativas de precisión y calidad con cañones realmente buenos por unos ciento y pico de euros. Y ya que estamos, por un poco más de precio nos pedimos el cañón con choke no sea que eso sirva para algo y nos lo estemos perdiendo...

  Esto de hacer bricolaje e instalar un cañón de calidad en nuestra carabina es instructivo y entretenido. Además nos podemos permitir el lujo de poner un cañón de primera calidad en una carabinita mediocre y ver qué pasa. A veces vale más el cañón que la carabina (como si le ponemos las ruedas de un Ferrari a un Seat Panda), pero por experimentar que no sea. Y ahora ojo al dato, que conviene saber esto para no perder tiempo y dinero.

PRIMERO. Cuando hagas el pedido especifica muy claramente que te manden el cañón bien protegido contra los golpes del transporte. Esto que puede parecer una obviedad, no lo es tanto dado que el primer cañón que recibí se dobló, ligeramente pero se dobló.

  Preferiblemente deberían mandarse los cañones dentro de un tubo de cartón rígido de los que sirven para enviar planos por correo, o en su defecto pegados a una tabla de madera de modo que no puedan doblarse fácilmente. Si has recibido un cañón sin estas protecciones debes comprobar que no ha sufrido “dobleces” antes de ponerte a trabajar en el torno y detectar el fallo, como fue en mi caso.

Cañones Lothar/Walther   Cañones Lothar/Walther

Esto se hace fácilmente en el torno antes de empezar a hacer la corona, el puerto de carga y el acople a la carabina. Un cañón ligeramente doblado a simple vista no se nota, y hacerlo rodar por una superficie muy plana también nos puede dar una idea, aunque lo mejor es medirlo en el torno. No debe tener más de una décima de milímetro (0’1mm) de excentricidad a 300 mm del punto de sujeción.

lothar-walther

SEGUNDO. Una vez se ha comprobado el cañón nos tenemos que poner a mecanizar sus extremos. Esto también es obvio, pero... ¿Qué extremo es cada extremo?. Parece fácil pues el fabricante ha marcado un extremo con la cifra del calibre y la palabra “luft” (aire). Se supone que ese lado es de salida. Pues no, ese es el puerto de carga.

  Ya sé que no me creéis y que pensáis que me he equivocado. Demostración práctica. En el extremo que no está marcado el calibre y el luft el ánima mide 5’42 milímetros en un cañón de calibre 5’5mm. Y por el lado que sí está marcado mide...

Cañones Lothar/Walther   Cañones Lothar/Walther

Pues mide 5’47 milímetros, esto es 5 centésimas de milímetro más. Esta diferencia de diámetro, ¿qué es lo que es?. El choke. Sí, tan solo unas centésimas de milímetro, lo justo para estrangular ligeramente el paso del balín inmediatamente antes de salir al mundo exterior. El efecto descorche que digo yo.

  Hay otra prueba mas fácil: el método empírico de determinar con un balín y una varilla si existe o no, y dónde está, el choke del cañón. Metes el balín por el extremo que crees es el puerto de carga y lo empujas con la varilla hasta que salga por el otro extremo. Justo 2 cm antes de salir, y si hay choke, el balín parece que se atasca y cuesta un poco sacarlo. Un aumento de la presión de empuje de unos 500gr y el balín sale. Si no hay choke el balín sale tal cual sin más esfuerzo. Y si te has equivocado de agujero y has metido el balín por el que no es, éste entrará duro al principio y luego ya más suave.

  Después ya sólo queda mecanizar correctamente tanto el extremo del choke con la corona como el otro con el puerto de carga:

Cañones Lothar/Walther   Cañones Lothar/Walther

   ¿Por qué cuento todo esto?... Muy fácil: por que no es la primera vez (es la tercera) que veo un cañón recién comprado y mecanizado del revés. Esto le produce malas agrupaciones y malas “vibraciones” al dueño del híbrido Lothar-lo que sea.

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com