Quitar el alza de una Cometa Fénix y tapar el agujero

Autor: Miguel Ángel Bejarano “Killo”


 

  Muchos de nosotros hemos sustituido el alza y el punto de mira de nuestras carabinas para poner una bocacha y usar otros sistemas de puntería tales como un visor o un punto rojo. En mi caso quité las miras abiertas para poner bocacha y visor. Hace algún tiempo un compañero me comentó que había visto mi carabina y que quería hacer lo mismo en la suya, sólo que no sabía qué hacer con los agujeros de los tornillos que quedaban después de quitar el alza: si se quedaban tal cual o debería protegerlos de algún modo. En un principio no hay problema en dejarlos tal cual, pero como tampoco está de más protegerlos. Paso a describir cómo lo he hecho yo usando herramientas que están al alcance de todos:

  • Lima para metal fina.
  • Destornillador de pala.
  • Arco de sierra con hoja para metal.
  • Torno de banco (uno pequeño nos basta).

  Buscamos un tornillo de la misma métrica que el original del alza pero algo más largo para tener margen de trabajo. Mejor buscar varios por si lo estropeamos en el primer intento, jeje... En mi carabina el tornillo es de métrica 4; si en la vuestra es más pequeña será más incómodo trabajar con él, y si es mayor pues más fácil. Introducimos el tornillo hasta el tope y marcamos con un rotulador indeleble para saber dónde tenemos que cortar. Retiramos el tornillo y, para no estropearla, cubrimos con un par de tuercas la parte de rosca que nos interesa (si solamente le ponemos una tuerca el tornillo bailará y no podremos trabajar con él).

Quitar alza Cometa Fénix  

Sujetamos el tornillo en un torno de banco y cortamos por donde hemos señalado anteriormente. Una vez cortado el tornillo lo repasamos con una lima fina, para dejar el corte lo más plano posible, y hacemos una muesca con el arco sierra que nos servirá para atornillar posteriormente.

  Quitar alza Cometa Fénix

Casi lo tenemos listo. Es posible que el tornillo sea un poco largo, así que probamos en la carabina y si lo es otra vez de vuelta al torno de banco; en esta ocasión solamente pondremos una tuerca para proteger la rosca y con el destornillador sacaremos la cantidad que más o menos vayamos a rebajar. Es importante sujetar el tornillo con el destornillador mientras rebajamos con la lima, dado que al tener sólo una tuerca el tornillo bailará y será imposible limar sobre él. Insisto en que hay que limar con lima fina y despacito, sin hacer mucha presión; mejor dar 20 pasadas buenas en plano que 8 ladeadas y tener que cortar otro tornillo. Volvemos a probarlo en la carabina y si no está bien otra vez al torno de banco. Cuando tengamos el largo correcto sacaremos un poco el tornillo y con el rotulador indeleble pintaremos sobre él para que no desentone con el pavonado de la carabina. Apretamos el tornillo y misión cumplida. Se podría haber recurrido a un tornillo previamente pavonado, pero al cortarlo y rebajarlo hubiéramos tenido que pintar de igual forma.

Quitar alza Cometa Fénix   Quitar alza Cometa Fénix

  Otra opción es aprovechar la cabeza de un tornillo de cabeza plana (ya no necesitamos hacer la muesca) y cortar sólo el largo de éste, pero personalmente me gusta menos el resultado final. Ustedes comparen:

Quitar alza Cometa Fénix  

El usar el tornillo con la cabeza afuera tiene la ventaja de que si mellamos la muesca de apriete siempre podemos extraerlo agarrando con unos alicates de presión o bien hacer una muesca nueva. En cambio, si mellamos la muesca del tornillo embutido será más complicado sacarlo. Todo es cuestión de trabajar con las herramientas correctas y sin prisas.

  Para hacerlo aún mejor podemos recurrir a tornillerías especializadas o a tiendas de modelismo, donde podemos encontrar tornillos sin cabezas (para embutir) con una muesca previamente hecha que suelen ser en allen o pala (siempre mejor allen).

  Sinceramente, hasta hoy he tenido mi carabina con los agujeros de los tornillos sin proteger, así que ya veremos el resultado en la práctica pues es posible que con las vibraciones el tornillo se afloje. Aunque esto tiene fácil solución: pegamento. Mejor que un pegamento extrafuerte del tipo Loctite, que sin duda no aflojará los tornillos pero si queremos quitar será casi imposible, podemos usar cola de carpintero; aunque no pega sobre metal cuando se seca hace una especie de freno interno que evitará el deslizamiento de los metales (en varias ocasiones me ha dado muy buen resultado).

  ¡Ale!, ya tenéis con qué distraeros un ratito. Saludos.

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com