¿Qué es una agrupación de disparos y cómo se mide el CTC?

Autor: Carlos Matilla “Charly”


 

 Todos y cada uno de nosotros, como tiradores, solemos tener unas preferencias concretas a la hora de disparar, así uno puede hacerlo a las chinchetas colocadas a 50 metros, otro practica con los botes a 75 metros, a otro le va la larga distancia y su objetivo se encuentra a 100 metros, uno es tirador olímpico con la diana a 10 metros y otro le dispara a siluetas de field target con la zona de impacto y a distancias variables. Todos considerarán que sus armas son precisas si pueden dar en el blanco. La precisión es siempre subjetiva, lo que a unos les vale, a otros no.

  Vamos a descubrir que es lo que puedes esperar en diferentes tipos de carabina y que no esperar nunca de esas mismas carabinas en cuanto a precisión se refiere.

CTC

  Cada arma tiene unas especificaciones en sus límites de rendimiento. El cañón, el tipo de propulsión, con sus características particulares (como por ejemplo el resorte y pistón) y el balín, son en su conjunto los elementos principales que constituyen a la precisión en armas de aire y CO2. Algunos otros también pueden influir, tales como la constancia y confiabilidad del control del disparador, la presión y recorrido del gatillo, e inclusive la forma en como se acomoda el tirador para el disparo también influye en la precisión. Sin embargo la pareja cañón-balín conforman al menos el 90% del total de la ecuación.

  La planta de potencia o el sistema de acción, suma o resta un porcentaje adicional a ese total, pero esa cantidad puede incrementarse hasta convertirse en algo muy importante, ya que con cierto tipo de sistemas si el tirador no practica con las técnicas adecuadas, puede incurrir en perdida importante de precisión.

  Algunos sistemas de impulsión del balín como los PCP y los de CO2 son muy indulgentes, la vibración o movimiento de la carabina es muy escasa, ya que no existe la patada o retroceso inverso, como en los sistemas de muelle y pistón que incrementan la posibilidad de perder precisión, debido al brusco movimiento mecánico que se produce con la torsión y golpe final del muelle al intentar recuperar su posición de reposo tras ser liberado.

  Existen distintos sistemas para poder apuntar. Un visor telescópico puede hacer más fácil el tiro con cualquiera de nuestras armas, pero no puede hacer ni al arma ni al tirador más preciso. El uso del visor simplemente ayuda a apuntar más cómodamente allí donde deseas hacerlo. Por ejemplo, un punto rojo permite adquirir más rápidamente un blanco u objetivo, pero es impreciso, tendrá incluso varios centímetros de error y se incrementarán en función de la distancia al blanco, pero si es grande puede ser una buena opción. En el tiro deportivo de precisión esto no es válido, lo que se busca es la mayor exactitud posible, estando como máximo dentro del rango de unos pocos milímetros.

  Necesitamos comprender de manera rápida y sencilla como comparar las distancias relativas entre los impactos y para lograrlo se utiliza la agrupación de disparos (denominada también agrupación de tiros, agrupación de POI, grupo de disparos, grupo de tiros o grupo de POIs, etc). Es el método más extendido y mejor para verificar la precisión de un arma.

  Incidentalmente, el término grupo o agrupación, es correcto sin embargo no es un patrón de tiro, ya que el patrón de tiro es la distribución de los perdigones de una escopeta de cartuchos; una agrupación o grupo es maá bien el conjunto de impactos que obtendríamos al tirar al mismo punto repetidas veces con una carabina, rifle o pistola que lanza un solo proyectil por cada disparo, tal y como nuestras armas de aire.

  Medir un grupo de disparos no es difícil. La forma mas común para evaluar el tamaño de un grupo de disparos es medir la distancia entre centros de los dos disparos más alejados. Esto es conocido con el término anglosajón center to center, o CTC de manera abreviada, que significa distancia entre centros o literalmente de centro a centro.

  La técnica especifica para encontrar la medida CTC o distancia entre centros consiste en unos cuantos pasos muy simples:

  • Con el arma bien apoyada y firmemente sujeta, realiza un grupo de 5 ó 6 disparos apuntando a un sitio concreto y bien definido.
  • Selecciona los dos impactos más alejados del centro geométrico que forman los disparos entre sí (pueden no ser los que se encuentren más alejados de la referencia a la que apuntabas).
  • Mide la distancia desde el extremo de uno de los impactos más alejado hasta el extremo opuesto del otro impacto más alejado.

CTC

  • A la distancia obtenida en la medición del paso anterior, réstale el diámetro del balín empleado (por ejemplo si la distancia entre extremos fue de 19'3 mm y la carabina utilizada es del calibre 4'5 mm, se resta esa cantidad a la distancia obtenida midiendo de extremo a extremo de los disparos más alejados que fue 19'3 mm y nos dará como resultado un CTC de 14'8 mm).

CTC

Con esos cuatro pasos obtendremos el CTC o distancia entre centros, la operación matemática es muy simple y funciona igual para cualquier grupo de cualquier calibre.

  Cuando mides un grupo disperso, no olvides que la mayoría de los balines (excepto el de cabeza plana, también llamado de tipo wadcutter) romperán el papel en lugar de crear un agujero limpio y redondo, por lo que necesitas encontrar el extremo real del agujero. De forma elemental puedes introducir un balín nuevo (tiene que ser del mismo tipo y calibre de los que disparaste) en el roto del papel, esto te permitirá ver mejor sus respectivos extremos. Según obtengas experiencia, determinar donde están los extremos se volverá cada vez más sencillo de realizar y no necesitaras introducir el balín en el hueco como referencia, aunque en realidad nunca está de más comprobarlo, recuerda que un milímetro marca la diferencia.

 

Pero realmente... ¿qué precisión es posible obtener en un arma de aire?.

  Obviamente, los grupos de tiros a un blanco más cercano serán más cerrados que los grupos de tiros a dianas más alejadas, teniendo en cuenta las mismas circunstancias. Con una carabina olímpica para tirar a 10 metros, como la Walther Alutec o una pistola de tiro como la Aeron B98, grupos de 5 tiros miden poco menos de un milímetro. Con una carabina deportiva como la Webley Longbow, una agrupación mide de dos a tres milímetros, siempre y cuando el tirador utilice la técnica adecuada. Utilizando una mala técnica las agrupaciones puede fácilmente abrirse 4 ó 5 veces más con la misma arma y en las mismas condiciones. Algunas buenas carabinas como la BSA SuperTen MKII ofrecen agrupaciones muy pequeñas a las distancias mencionadas, rivalizando incluso con las armas de competición.

  Aquí dependerá directamente del tipo de arma que se utilice, haciendo comparativas podremos obtener resultados diversos, si cogemos una Hammerli 850 Airmagnum de CO2 y una Norica Dragon de muelle, ambas del 5'5mm la diferencia es ligera pero se nota, la Hammerli logra agrupaciones que van al rededor de los 2 a 3 mm, mientras que la Norica está en unos 5 mm, ambas en las mismas condiciones y a la misma distancia.

  Puedes leer las discusiones acerca de agrupaciones en media pulgada a 50 metros y puede sonar fácil, pero no lo son. Cinco disparos a 50 metros con un rifle de aire comprimido en 12'5 mm es el equivalente a hacer par en golf o una puntuación de más de 240 en bolos. A todo el mundo le encanta hablar de esas cosas, pero no son tan comunes como se podría creer.

 Si es posible conseguir una agrupación de cinco disparos a 50 metros en 12'5 mm, es lógico pensar que habrá agrupaciones aún mejores de vez en cuando. De hecho, agrupaciones en la mitad de tamaño a la misma distancia no son desconocidas. Se producen con la misma frecuencia que hacer en golf hoyo en un solo golpe o 300 puntos en los bolos.

 

¿El número de tiros en una agrupación afecta al tamaño?.

 El secreto para conseguir una agrupación pequeña es simplemente disparar pocos tiros. Un grupo de tres disparos es bastante convincente y es un 60% más fácil que conseguir que disparar cinco tiros en un grupo del mismo tamaño. Un grupo de sólo dos disparos es dudoso, no se recomienda hacer mediciones de CTC con sólo dos tiros.

 Tienes que buscar un buen apoyo para hacer buenas agrupaciones. El tirador hiperactivo no tiene posibilidad de disparar con tanta precisión como un tirador con la técnica adecuada. No sólo su respiración y frecuencia cardíaca entran en juego, su capacidad de concentración mental es esencial para la exactitud. Me gusta usar una frase de la película El Patriota, cuando Mel Gibson les estaba diciendo a sus hijos cómo acertar sus blancos dijo: "Objetivo pequeño, error pequeño". Quien acuña esa expresión sabía lo que hace falta para disparar con precisión.

 

El control del gatillo.

 He visto a mucha gente disparar sus armas con distintas técnicas, algunas efectivas y otras no tanto, sin embargo existe algo común en todos los tiradores de precisión, la técnica del disparador. El accionamiento correcto del disparador es la base de la técnica de disparo, ya que este movimiento lo realizamos justo antes y durante la salida del balín.

 Muchos lo que hacemos es ajustar el gatillo desde el principio para que este tan suave o duro como nos plazca, de manera que sepamos exactamente cuanta fuerza (medida en gramos) debemos aplicarle al gatillo para esperar el disparo. Por ende, para lograr una buena agrupación y en general una buena técnica de tiro, se requiere que primero ajustes el disparador y aprendas a no influenciar con tu acción sobre la posición del arma.

 De manera general, eso es una agrupación y así es como se obtiene la medida del CTC.

---- (Basado en un artículo original de Tom Gaylord) ----

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com