Open La Cabrera de field target 2011

 

  Las seis primeras calles podrían ser consideradas la parte clásica del recorrido. En su mayoría estamos antes blancos a distancias largas e intermedias colocados sobre terreno plano y con profusión de hierba, árboles y arbustos que posibilitan tener cierta certeza sobre la dirección y velocidad del viento.

Open La Cabrera 2011

Aunque en la fotografía no llega a apreciarse, muchas de las calles de esta sección del recorrido tienen como fondo el azul del cielo. Esto, además de quedar la mar de bonito, nos facilita hacer alguna que otra diablura de las que ponen a prueba la calidad de nuestros visores. Imagina: la luz de la mañana entrando por el ocular, un blanco escondido bajo un árbol, las piedras desprendiendo calor. A simple vista no es zona demasiado difícil pero esos contraluces a los que me refiero ocasionan alguna que otra lectura errónea de la distancia y, por tanto, fallos que no se explica uno de dónde vienen. Pero no hay mal que por bien no venga... Como he dicho, las piedras desprender bastante calor y eso ayuda a ver con bastante nitidez el viento solar. No sé si explico... Vamos, que os estoy dando algún que otro truquito para que así, de paso, el próximo años nos veamos forzados a buscar diabluras actualizadas (que lo haremos).

Open La Cabrera 2011

  De este sector pasamos a lo que hemos venido a denominar la zona de los monos. La verdad es que hemos de hacer un poco el simio para colocar alguno blancos que se montan en estas cuatro calles del recorrido, pero el nombre viene del parecido de algunas rocas que lo conforman con el perfil de nuestros darwinianos primos lejanos. Llega uno y se topa con los blancos a distancias intermedias, algo que te hace predecir que el índice de aciertos va a ser elevado. Pero mira por donde que la cosa no es lo que parece; ¡cómo he podido fallar eso!... A ver, estoy sobre una vaguada por la que circula una corriente de aire, corriente que al tropezar sobre las rocas hace que se formen pequeños remolinos. ¡Y para remate sin vegetación que me ayude a controlar el viento!... Pero hombre, para qué están las cuerdas de los blancos. Claro hombre, claro, como cuando empezaba en esto del field target.

Open La Cabrera 2011

Este sector concluye con la calle.... A ver, a ver, mejor paro y me pienso con calma como redactar esto porque no es plan de resultar grosero. Situaros. Año 2010 y tres individuos montando la calle de marras. Pasa por allí nuestro compañero Emilio y suelta algo así como “hay que ser piii... para montar un blanco así”. Llega nuestro querido Bustinduy, compañero de la AFTE, y exclama “quién es el piii... que ha montado eso”. Desde entonces estamos ante la calle piii con el blanco piii. Tampoco es para tanto, jolines. Una calle, forzada de rodillas, en la que el balín debe pasar por un túnel de piedra antes de impactar contra un blanco situado a taitantos metros. El segundo de los blancos es poca cosa; únicamente hay que tener en cuenta el considerable ángulo con el que se dispara. Una fotito.

Open La Cabrera 2011

  El tercer sector del recorrido lo conforman seis calles y tiene comienzo en el nido del águila, que toma nombre de la amplia visión aérea que se tiene desde la puerta de tiro. Bueno, también le debe el nombre al hecho de que hay que ser un águila para atizarle a unos blancos lejanos, a desnivel y con un viento que, por cambiante, debe vigilarse en todo momento. Por cierto os presento a Nerea e Irene, dos excelentes tiradoras junior, de la AGTC y la AFTE respectivamente, que nos dejaron con la boca abierta cuando fueron capaces de abatir estos dos blancos.

Open La Cabrera 2011

El resto de calles del sector son de lo más normalitas. Tiros lejanos, una vaguada de por medio con un viento cambiante de mil demonios, mucha luz entrando por el visor y dificultando la lectura de la distancia, rocas de fondo formando remolinos, tiros en pendiente... Vamos, lo que viene a ser una zona de lo más bonita pero de la que uno se acuerda cuando ve los puntos que en ella ha obtenido. Insisto, nada de quejas que para algo están las copas de las encinas y las cuerdas de las siluetas. Ay, ay, ay... Mira que no haber caído antes.

Open La Cabrera 2011

Además el granito sobre el que reposan los blancos puede ayudar bastante a enfocar cuando el exceso de luz hace que la imagen en nuestros visores quede muy borrosa. Probad, probad...

  Entramos en una parte más relajada del recorrido. Tres calles en la que predominan los blancos a distancias cortas y medias y en las que, eso sí, pueden encontrarse claroscuros. Viento el justo. Vamos, esos puntos que te inyectan algo de moral.

Open La Cabrera 2011

  Y llegamos al tramo final del recorrido; seis nuevas calles con un poco de todo. Desde blancos cercanos con poca luz hasta siluetas a largas distancia que discurren por angostas formaciones rocosas. Objetivos en desnivel y a distancias próximas a los cincuenta metros, otros muy cerca del tirador pero con un kill-zone de 15mm. Vamos, un popurrí que trascurre en una de las zonas más verdes y bonitas del campo.

 

La competición

  Me resultaría imposible contar con pelos y señales la de anécdotas que vivimos durante el fin de semana en el que se celebró el open. Si puedo, en cambio, mencionar algún que otro momento simpático.

  Empecemos por el principio; vaya pareado más tonto me ha salido. Que hubo centrado de visores es más que evidente, e igualmente evidente es que mostraros ese momento en fotografías resulta algo aburrido. Lo que dio que hablar, e inspiró alguna que otra broma, es el modo en la que alguno de los participantes se preparaban para las cuatro horas de competición que les esperaban.

  Hay quienes recurren a la meditación para calmar esos nervios con los que todos iniciamos una competición. Es el caso de Sanjón, miembro de la AFTE y al que, por conocerle demasiado bien, no me atrevo a preguntarle en qué pensaba en esos momentos no vaya a ser que me sonroje. Otros, como mis compañeros Suarpi y JonPol, recurrían a métodos algo menos trascendentales y se limitaban a refrescarse en el chiringuito que montamos y al que, como no podía ser de otro modo, bautizamos con el nombre de Bares y Julios.

Pero quienes ganaron por goleada en lo que a relajación se refiere fueron Toñín y Charly. Si ya despertó alguna que otra risa el que recurriesen a algo tan español como la siesta, no podéis ni imaginar la que se montó cuando comprobamos que Toñín hizo una recolecta de cojines de tiro para improvisar un colchón de lo más cuco; mirad la cara de pillín con la que aparece en la foto.

Lo que tiene delito es lo de Charly: no va el tío y se pone a roncar junto al cartel que marcaba la zona de entrenamiento. En honor a la verdad debo decir que, sabiendo que íbamos a publicar la foto, llevamos dicho cartel a su vera mientras él reposaba al sol, pero ese es un secreto que pido no desveléis.

  ¿Qué más puedo contaros?... Pim, pam, pum y veinticinco calles después concluyó la primera ronda del open a la que siguió la cena en la que pudimos intercambiar opiniones, contar chistes, narrar batallitas y esas cosas que tanto nos gustan a todos. La ocasión sirvió para presentar en sociedad a La Ibérica, la copa itinerante del Trofeo Ibérico, un proyecto en el que nos hemos enrolado junto al CTC, la AFTE y la AGTC.

Mañana del domingo. Pim, pam, pum y veinticinco calles después concluyó la segunda ronda del open. Vale, vale, dejo ya de enrollarme y os pongo las puntuaciones obtenidas por todos y cada uno de los competidores.

     
CATEGORÍA PCP   CATEGORÍA PISTÓN
  Tirador Asociación 1ª ronda 2ª ronda Puntuación
1  Pepone AZCFT 47 / 49 38 / 48 85 / 97
2  Toñín AFTC 42 / 49 41 / 48 83 / 97
3  Perdigón CDEFTL 42 / 49 41 / 48 83 / 97
4  Josefe AZCFT 43 / 49 37 / 48 80 / 97
5  Sergio CTC 40 / 49 39 / 48 79 / 97
6  Miguel CTC 39 / 49 39 / 48 78 / 97
7  Charly AZCFT 32 / 49 38 / 48 70 / 97
8  Manolillo AZCFT 35 / 49 34 / 48 69 / 97
9  Ronky AFTE 39 / 49 30 / 48 69 / 97
10  GilGil AGTC 36 / 49 33 / 48 69 / 97
11  Bessa CTC 30 / 49 37 / 48 67 / 97
12  Ana CTC 34 / 49 32 / 48 66 / 97
13  Payne CTC 35 / 49 30 / 48 65 / 97
14  Pika AFTE 30 / 49 33 / 48 63 / 97
15  Untzi AFTE 32 / 49 29 / 48 61 / 97
16  Mónica AFTE 30 / 49 31 / 48 61 / 97
17  Costurero ATDC 30 / 49 27 / 48 57 / 97
18  Irene AFTE 29 / 49 25 / 48 54 / 97
19  Bustinduy AFTE 28 / 49 24 / 48 52 / 97
20  Lupis CDEFTL 31 / 49 21 / 48 52 / 97
21  Poppy AFTE 22 / 49 21 / 48 43 / 97
22  TxemaD AZCFT 17 / 49 24 / 48 41 / 97
23  Pitufiña AGTC 15 / 49 22 / 48 37 / 97
24  Gastón AZCFT 13 / 49 23 / 48 36 / 97
25  Txato AFTE 18 / 49 10 / 48 28 / 97
26  Elimpávido AZCFT -- 25 / 48 25 / 97
27  Sión AZCFT 24 / 49 -- 24 / 97
28  Eplorpm AZCFT 22 / 49 -- 22 / 97
 
  Tirador Asociación 1ª ronda 2ª ronda Puntuación
1  Rupher AFTE 34 / 49 37 / 48 71 / 97
2  Sanjón AFTE 36 / 49 31 / 48 67 / 97
3  JuanCarlosC AZCFT 35 / 49 29 / 48 64 / 97
4  Toñín AGTC 23 / 49 16 / 48 39 / 97
5  Gatito CTC 14 / 49 12 / 48 26 / 97
6  Doctor AZCFT 3 / 49 12 / 48 15 / 97
     

Para quienes gustan de ponerle cara a los nombres, aquí tenéis a los cuatro primeros clasificados de las categorías PCP y Pistón del Open La Cabrera 2011. Por ser quien más puntuación obtuvo con una carabina de potencia inferior a los 16J, Pepone también recibió el trofeo al mejor tirador en potencia internacional.

Como novedad este año hemos hecho entrega del Premio a la Regularidad, recayendo éste en los tiradores que tanto en la categoría PCP como Pistón lo hicieron regulín-regulán y derribaron el número de siluetas más cercano a la mitad de los blancos que conformaron la competición.

Me toca ahora hablar de los trofeos que más ilusión nos hizo entregar. El primero de ellos fue entregado tanto a Irene como a Nerea, las dos tiradoras de la categoría junior que nos dejaron con la boca abierta cuando vimos los blancos que eran capaces de derribar pese a su corta edad; desde luego fueron la sorpresa y la alegría de la competición.

Queríamos que el tirador que menos blancos derribase se llevase un recuerdo. Había varias propuestas de nombre para este premio y al final optamos por llamarlo trofeo al más guapo. La otra propuesta era trofeo al mérito, a la postre la que hubiese resultado más apropiada pues recayó en nuestro compañero Doctor, que hizo alarde de pasión a este deporte al asistir a la competición con unos terribles dolores de cadera que no le amilanaron lo más mínimo y pese a los que fue capaz de concluir las dos rondas. ¡Enhorabuena Jaime, eres un tío grande!.

¿Demasiados trofeos?... Entre los premios entregados para el Open La Cabrera 2011 y el Encuentro de Tiradores de este guisa lucía la mesa en la que los teníamos preparados. Tal vez sea una excentricidad, pero la ocasión bien lo merecía.

Open La Cabrera 2011

CONTINUARÁ...

© Asociación Zona Centro de Field Target | Design by: LernVid.com